San Sebastián, la capital más cara para comprar casa y Lugo, la más barata

Galicia, la comunidad donde más han caído los precios: un 8,7 % en un año


Redacción / La Voz

Cambios de legislación, incertidumbre política y ecos de una recesión en ciernes. No parece ese el mejor caldo de cultivo para animar a alguien a tomar decisiones de peso en lo que a gasto se refiere. Y menos si de lo que estamos hablando es de comprarse una casa. Palabras mayores para el grueso de la población, cuando no, un sueño inalcanzable.

Que las cosas se están enfriando en el mercado inmobiliario lo corrobora cada estadística que ve la luz. Tres en el día de ayer: las de BBVA Research, las de Tinsa y las del Ministerio de Fomento. Hablan los expertos del servicio de estudios de la entidad financiera de «pérdida de tracción del mercado inmobiliario algo más intensa en los primeros meses del verano» y la achacan, en parte, a la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria. El resultado, menos ventas, menos actividad en la construcción, y precios más bajos. Tanto como un 20 % más asequibles en junio y también en julio, las mayores caídas desde el inicio de la recuperación en 2014.

El estudio de Tinsa, más pormenorizado, revela además que la cosa se está poniendo fea en todo el país. «Percibimos señales de agotamiento del ciclo expansivo, a causa de un debilitamiento de la demanda asociado al enfriamiento macroeconómico», resume el director del servicio de estudios de la firma, Rafael Gil. Y es que echando la vista atrás un año, los precios bajan ya en seis comunidades autónomas. Y donde más suben, en Navarra, el incremento apenas rebasa el 6 %. Entre las señales de alarma, que en Barcelona haya bajado un 1 %. Es la primera vez que lo hace en seis años. Significativo. Mucho.

¿Qué ha pasado en Galicia? Pues que es el territorio donde más se han resentido los precios, con un descendo del 5,7 %. Caen en las cuatro provincias. Donde más, en A Coruña: un 8,7 %.

Si la lupa se pone sobre las capitales de provincia, las más caras del país para hacerse con una vivienda son San Sebastián (3.406 euros por metro cuadrado), por encima incluso de Barcelona y de Madrid. Y la más barata, Lugo, donde el metro cuadro se pagó en el tercer trimestre del año a 828 euros. La hipoteca media anda en Galicia algo por encima de los 99.000 euros. Quien consigue que el banco se la conceda -las entidades ya no lo hacen con la alegría de antaño, para tranquilidad de todos-, abona al mes 481 euros, que vienen a representar el 18,9 % de los ingresos familiares.

Las estadísticas de Fomento, estas referidas al segundo trimestre del año, también dibujan un panorama más sombrío: una caída de las ventas de viviendas del del 7 %, con 150.152 operaciones contabilizadas en todo el territorio Nacional. En Galicia no cayeron, pero apenas repuntaron un 0,7 % con casi 5.400 compraventas, el 44 % de ellas en la provincia de A Coruña.

Desde Tinsa, en cualquier caso, quitan algo de hierro a la situación. Consideran que puede «derivar en futuras caídas de demanda y de precios», pero que estas «no deberían ser fuertes». Salvo en el caso, claro está, «de una intensa recesión económica» en la que nadie quiere pensar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

San Sebastián, la capital más cara para comprar casa y Lugo, la más barata