Telefónica hará dos nuevos contratos por cada jubilación forzosa

La mitad de los nuevos contratados tienen que ser jóvenes menores de 35 años y de ellos un porcentaje deben proceder del área de formación profesional


redacción / la voz

Dos asuntos de alcance y resueltos casi en tiempo récord. Si todo sale como está previsto, es decir, si la dirección de Telefónica y los sindicatos alcanzan este viernes un acuerdo, se firmará el nuevo convenio colectivo que fijará las condiciones laborales de sus más de 21.000 trabajadores para los próximos tres años. Y ese pacto irá asociado a la puesta en marcha del llamado plan de Suspensión Individual de Empleo. Y parece que se rubricarán a la par.

Al menos eso indica la sintonía que las partes han reconocido que existe en las negociaciones, según CC.?OO. y UGT. No es para menos, los sindicatos han aceptado de buen grado la propuesta de Telefónica de que contratará a dos empleados por cada jubilación forzosa. Este plan de salidas voluntarias (a partir de los 53 años), que la empresa planteó poner en marcha de forma inminente -a finales de octubre-, prevé bajas voluntarias con un 68 % del sueldo, hasta la jubilación oficial, lo que afectará a unos 4.100 trabajadores de los 21.500 de Telefónica de España, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones.

De estos dos nuevos contratados, la mitad tienen que ser jóvenes menores de 35 años y de ellos un porcentaje -sin cerrar- deben proceder del área de formación profesional.

Se calcula que serán unos 130 empleados de Telefónica los afectados por esta jubilación forzosa. En el real decreto del pasado 28 de diciembre, se reinstauró la capacidad de los convenios colectivos de fijar jubilaciones forzosas por edad, con el requisito de que se deberían sustituir por nuevas contrataciones, con el fin de rejuvenecer la plantilla. Y en este apartado es en el que los sindicatos consideraban que Telefónica tenía que dar ejemplo y, en lugar de incluir un contratado, incorporar dos, como así se hará.

Subida salarial

Respecto a las nuevas condiciones laborales que recogerá el futuro convenio destaca el que la compañía accede a una subida salarial del 1,5 % anual y a la eliminación de la movilidad geográfica obligatoria para el personal. Habrá otras mejoras como el incremento de los vales de comida hasta los 11 euros.

Lo llaman prejubilación, pero es despido

f. fernández

Las empresas con grandes beneficios, como Telefónica o los bancos, tienen que rascarse el bolsillo para las bajas incentivadas. El Estado no las paga desde el 2012

Para empezar, «la prejubilación no existe». Así responde Pedro Blanco, abogado y coordinador de los servicios jurídicos de UGT, cuando se le requiere para que arroje luz sobre la maraña de instrumentos laborales que manejan las empresas para quitarse de encima personal por las buenas, y al hilo del enésimo plan de bajas incentivadas -mal llamadas prejubilaciones, pues en realidad son despidos pactados- de Telefónica para adelgazar la plantilla en casi 5.000 empleados de 53 o más años. Pero ¿las pagará papá Estado o no?, se preguntarán rabiosos. Pues, en este caso no, la multinacional española se tendrá que rascar el bolsillo a base de bien y asumir el coste. ¿Por qué? Porque tiene beneficios (3.300 millones en el 2018).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Telefónica hará dos nuevos contratos por cada jubilación forzosa