Atender mal a los clientes no es un motivo de despido

El TSXG obliga a una firma telefónica a readmitir o a indemnizar a una empleada a la que echó


santiago / la voz

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha declarado improcedente el despido de una trabajadora a la que su empresa despidió por faltas laborales graves, todas ellas relacionadas con la, a juicio de la empresa, deficiente atención que prestaba a los clientes. Según queda acreditado en la sentencia, la empleada desobedeció hasta en cinco ocasiones la orden de la compañía de adelantar la entrega al cliente de la tarjeta SIM en la portabilidad de telefonía móvil (cambio de compañía); tramitó un servicio inexistente en un contrato y en otro no hizo uso de la firma electrónica; no informó a otro usuario de la inclusión de un canal televisivo en la oferta que este demandaba; trasladó varias operaciones telefónicas a una tienda que había cerrado dos años antes y no informó de las ofertas debidamente para fidelizar clientes con los que no había conseguido cerrar la venta.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Atender mal a los clientes no es un motivo de despido