Ocho datos para comprender la magnitud del colapso de Thomas Cook

La quiebra de la compañía deja 600.000 turistas tirados en todo el mundo y obligará al Reino Unido a iniciar la mayor repatriación de británicos desde la II Guerra Mundial


La historia se repite. Un sector estratégico, un modelo de negocio en cuestión, meses y meses con problemas de financiación, pero sin demasiadas alarmas porque una compañía con 178 años de historia y de esa magnitud es «too big to fail» (demasiado grande para quebrar). Primero fue Kodak, luego llegó la banca, algunos de los grandes del sector inmobiliario y esta madrugada ha explotado una de los gigantes del turismo. Thomas Cook, uno de los emblemas en Reino Unido del todo en uno y los paquetes vacacionales, se ha declarado en quiebra dejando malheridas dos piezas claves del sector en nuestro país: Baleares y Canarias. ¿Hasta qué punto es relevante su quiebra? ¿qué efectos tendrá en España? Estas cifras resumen la magnitud del terremoto Thomas Cook, que obligará a Reino Unido a poner en marcha el plan de repatriación más amplio desde la Segunda Guerra Mundial.

1. 19 millones de clientes al año

Thomas Cook administraba hoteles, resorts y trayectos en avión para unas 19 millones de personas al año. Hay 51 destinos afectados en unos 16 países en los que operaba el turoperador.

2. 105 aviones y 200 hoteles

La compañía cuenta con 105 aviones y posee 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca. Algunos resorts, incluidos algunos en las islas Canarias, trabajaban en exclusiva con la operadora británica.

3. 1.680 millones de pérdidas

En los últimos años, Thomas Cook fue acumulando deuda, a lo que se sumaron problemas como las fluctuaciones de las divisas, desastres naturales como huracanes, o la incertidumbre que ha generado el «brexit», ya que mucha gente ha evitado viajar al extranjero.

El consejero delegado de Thomas Cook, Peter Frankhauser, dio a conocer la noticia de la quiebra esta madrugada en un comunicado leído ante las cámaras de televisión, después de que fracasasen todos los esfuerzos por mantener operativo al grupo, que en mayo registró unas pérdidas de 1.500 millones de libras (1.680 millones de euros) correspondientes a la primera mitad de su año fiscal.

Estaba previsto sellar esta misma semana un paquete de rescate con el conglomerado chino Fosun, después de que los bancos exigieran un fondo adicional de 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) para hacer frente a los meses de invierno.

4. 150.000 (turistas) repatriados

Después de que Thomas Cook comunicase esta madrugada que dejaba de operar, 105 aviones quedaron en tierra, mientras que 600.000 personas han quedado tirados en unos 51 destinos turísticos de 17 países. 150.000 de los agectados son británicos y la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA, en inglés) tendrá que organizar la mayor repatriación desde la II Guerra Mundial.

Se estima que el proceso para repatriar a los británicos empezará hoy y durará hasta el próximo 6 de octubre, y se calcula que será el doble de los esfuerzos hechos en octubre de 2017 cuando la aerolínea Monarch colapsó, lo que obligó a la CAA a poner en el aire 567 aviones para repatriar a unas 84.000 personas.

En el caso de España, la repatriación de turistas británicos se hará desde las ciudades de Alicante, Almería, Gerona, Reus, Ibiza, Menorca, Palma, Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife, según la aviación civil.

5. 22.000 trabajadores

La compañía disponía de 560 sucursales y empleaba a unas 22.000 personas, 9.000 de ellas en el Reino Unido.

6. Más de 7 millones de turistas a España

Las aerolíneas de la agencia británica trajeron a España 7,1 millones de viajeros el año pasado, según los datos de Aena. De este total de pasajeros 3,3 millones vinieron a través de su filial alemana Condor Flugdienst, otros 2,6 millones a través de Thomas Cook Airlines y otros 1,2 millones a través de Thomas Cook Airlines Scandinav. En lo que va de año, Thomas Cook trasladó a 4,72 millones de pasajeros a aeropuertos españolaes, con picos de 400.000 en los meses de julio y agosto.  Los aeropuertos afectados en nuestro país son los de Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, Menorca, Palma de Mallorca y Tenerife sur.

7. Segundo operador en Canarias 

Entre 25.000 y 30.000 turistas están afectados en Canarias por la quiebra del gigante británico, el segundo operador más importante de las Islas, según ha declarado en la cadena Ser el presidente de la patronal hotelera de Las Palmas, la FEHT, José María Mañaricúa. Según sus cálculos, la compañía británica podía suponer el 60% del turismo que visita las islas en la temporada de invierno.

El grupo tenía previstas esta semana en Canarias 159 operaciones, han informado a Efe fuentes de Aena.  Solo en Fuerteventura, el colapso supondrá la perdida de nueve vuelos semanales directos con el Reino Unido y unos 480.000 visitantes británicos al año.

Esta misma semana, la compañía esperaba operar 53 vuelos con más de 11.300 plazas con el aeropuerto Tenerife Sur, 58 con Lanzarote, donde había comercializado más de 6.500 plazas, y 30 vuelos con Fuerteventura, en los que disponía más de 6.800 asientos. Otros 3.100 clientes habían comprado billetes para viajar en uno de los 16 vuelos que la empresa tenía previsto operar esta semana con el aeropuerto de La Palma, mientras que otros iban a volar a y desde Gran Canaria.

8. 61.000 estancias, solo en Ibiza

La quiebra de Thomas Cook afecta a 42 establecimientos hoteleros y a 61.000 estancias de Ibiza de mayo a diciembre, ha informado este lunes el Consell de Ibiza. Estaba previsto que esta temporada unos 70.000 turistas viajaran a Ibiza y Formentera con la compañía.

Aena ha informado de la cancelación este mismo lunes de 24 vuelos en Baleares. En concreto, 14 de las conexiones afectadas son con origen y destino a Menorca (siete de salida y siete de llegada) y diez en Palma (cinco de salida y cinco de llegada). De los vuelos que tenían como destinos los aeropuertos de Baleares no ha llegado ninguno y para el caso de los vuelos de salida se está reubicando a los pasajeros en otros vuelos. 

Las claves de la caída de Thomas Cook: Internet y el «brexit» entierran 178 años de historia

La Voz

El emblema del turismo británico sucumbe ahogado por la competencia de las plataformas «on-line» y la incertidumbre por la salida del Reino Unido de la UE

Tras un fin de semana frenético, Thomas Cook, el emblema del turismo británico, se ha rendido. Incapaz de hacer frente a sus cuantiosas pérdidas y ante la imposibilidad de lograr financiación para seguir operando con normalidad, la compañía ha suspendido pagos y ha dejado en tierra a cientos de miles de turistas de todo el mundo. 

Atrás quedan casi 180 años de historia. Conocida ahora por sus paquetes turísticos en numerosos países, y dueña de su propia aerolínea, la empresa dio sus primeros pasos en 1841. De la mano de Thomas Cook, un ebanista del condado de Leicestershire (centro-norte de Inglaterra) que decidió crear la firma para hacer excursiones a localidades cercanas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ocho datos para comprender la magnitud del colapso de Thomas Cook