Abanca se suma en Nueva York al modelo de banca responsable de Naciones Unidas

La entidad se une así a esta primera coalición de 130 bancos de todo el mundo que se comprometen a alinear su negocio con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático


Nueva York / E. La Voz

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, firmó ayer en la sede de la ONU en Nueva York la adhesión de la entidad a los Principios de Banca Responsable, la iniciativa financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI).

La entidad se une así a esta primera coalición de 130 bancos de todo el mundo que se comprometen a alinear su negocio con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Los otros bancos españoles presentes en la firma fueron el Santander, BBVA, Bankia y Kutxa.

«Para el banco supone dar un impulso a la estrategia de responsabilidad social corporativa que ha estado desarrollando desde su creación, centrada en el buen gobierno, la igualdad de oportunidades, la educación, la cultura y el medio ambiente», declaró Botas durante la firma, que tuvo lugar en el marco de la Cumbre del Cambio Climático que finaliza este lunes. La adhesión de la entidad gallega ha tenido lugar justo un día antes de las reuniones de más alto nivel de la Asamblea General que comienzan hoy.

La estrategia

La lucha contra la crisis climática será batalla perdida si no cuenta con el sector financiero como aliado. Por ello, la ONU lleva varios años trabajando en el impulso de esta coalición global de bancos que nace ahora con el objetivo de redefinir el futuro del negocio bancario bajo las premisas de la conservación del planeta. La presentación inicial de estos Principios de Banca Responsable se produjo en París el 26 de noviembre de 2018. A partir de entonces, se abrió un período de consulta de seis meses en los que participaron entidades de todo el mundo y que culminó ayer con la firma del documento definitivo.

El acto comenzó a mediodía con una comida a la que asistieron los directores generales de las entidades firmantes, presidida por la directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente UNEP, Inger Andersen. A continuación, se unió a la firma el secretario general de la ONU, António Guterres.

Francisco Botas: «Para el banco supone dar un impulso a su estrategia de RSC»

La colaboración de los bancos es necesaria para canalizar los fondos en la financiación del desarrollo sostenible, la inversión en energías limpias, la revisión de los mecanismos de reestructuración de la deuda pública o acabar con la desigualdad en los préstamos, entre otras acciones. Los seis puntos incluidos en el documento se acercan más a una declaración de intenciones. El último informe de la ONU publicado en abril concluye que cada vez más países fortalecen su compromiso con las energías renovables, así como el alza de los tipos de interés asociado a inversiones de desarrollo sostenible, y que el 75 % de los inversores individuales están preocupados por en el impacto de sus inversiones en el planeta. Pese a todo esto, las emisiones de gases de efecto invernadero crecieron un 1,3 % en el 2017 y 30 países en desarrollo tienen alto riesgo o dificultades financieras.

Los pasos

La estrategia de Abanca para poner su granito de arena en la lucha contra la crisis climática incluye ya la financiación de vehículos eficientes y reformas del hogar para favorecer la eficiencia energética. Por otro lado, la entidad ha incorporado prácticas de gobernanza exigidas a sociedades cotizadas y desde abril cuenta con Alpha Responsable, un servicio de gestión de carteras de fondos de inversión socialmente responsables. Asimismo, participa en iniciativas del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), en proyectos de energías renovables Power Purchase Agreement (PPA) en colaboración con grandes empresas, y en otros programas verdes enfocados a la renovación de la flota pesquera y de mejora de la eficiencia energética del sector primario. Además, está renovando sus sedes corporativas y su red de oficinas para hacerlas energéticamente inteligentes y ha implantado políticas de transporte sostenible y de cero papel.

Ayer mismo, en Nueva York, el secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró que los «principios de banca responsable son una guía para el sector bancario global para responder, impulsar y favorecer el desarrollo sostenible de la economía; son los principios que establecen los mecanismos clave para que cada parte asuma su cuota de responsabilidad, así como las metas que pueden inspirarnos a actuar». El sector bancario privado puede verse beneficiado de sus inversiones para contribuir a la transición ecológica y, según los datos de Naciones Unidas, se estima que el ahorro y los ingresos derivados de las estrategias para la consecución de los ODS podrían alcanzar los 12 billones de dólares, creando 380 millones de nuevos puestos de trabajo hasta el año 2030. «Definitivamente, estos principios nos ayudarán a ser mejores bancos, y a reforzar la sostenibilidad de todo el sistema», sostuvo Carlos Torres, presidente del BBVA.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Abanca se suma en Nueva York al modelo de banca responsable de Naciones Unidas