La OCDE rebaja el crecimiento mundial a su nivel más bajo desde la crisis

La guerra comercial, el «brexit» y el paro alemán, las causas de la desaceleración


Fragilidad e incertidumbre. Son los dos términos con los que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) describe el panorama que se cierne sobre la economía mundial. La actividad de la mayor parte de los países no crecerá tanto como en los últimos años, una circunstancia que ya vienen apuntando todos los analistas; y, lo que puede resultar más importante, crece la preocupación por un futuro que no se sabe con claridad por dónde va a ir, ni para bien ni para mal.

El último informe de las estimaciones de la OCDE difundido este jueves constata esa realidad hasta el punto de que ha revisado a la baja las perspectivas de crecimiento mundial para este ejercicio y el próximo. Lo ha hecho hasta su nivel más bajo en los últimos diez años, debido fundamentalmente a la incertidumbre económica y política. La nueva previsión de la OCDE pasa por que la economía crezca un 2,9 % en el 2019, tres décimas menos de lo estimado hasta ahora, mientras que el ajuste para el 2020 ha sido de cuatro décimas, hasta el 3 %. «Las perspectivas mundiales se han vuelto cada vez más frágiles e inciertas», indica el organismo con sede en París, añadiendo que los riesgos a la baja «siguen amontonándose».

Los cálculos se basan en que la «intensificación» de las tensiones comerciales está «afectando cada vez más» a la confianza y a la inversión, lo que a su vez se suma a la incertidumbre política, y eso afecta al sentimiento de riesgo de los mercados financieros y «pone en peligro» las perspectivas de crecimiento futuro. Prácticamente no hay ni un solo territorio que se libre de unas peores estimaciones. En el caso de la zona euro, la OCDE anticipa un alza del PIB del 1,1 % para este año, una décima menos del cálculo anterior, y del 1 % para 2020, cuatro décimas a la baja. Sobre Alemania recae buena parte de la culpa del empeoramiento de las estimaciones al vaticinar un crecimiento para la economía germana de apenas medio punto en el 2019. Francia avanzará un 1,3% (un 1,2% en el 2020) e Italia se estancará (subirá un 0,4 % el próximo año).

En este informe de la OCDE no se analiza la situación actual ni el futuro de la economía española al tratarse de una revisión intermedia. En cualquier caso, el organismo ha advertido sobre la incertidumbre política en España, ante las elecciones del 10 de noviembre. Considera que todos los elementos que añadan desestabilización a una coyuntura ya debilitada no es bueno. «Teniendo en cuenta lo extendida que está la incertidumbre actualmente, cualquier cosa que la eleve no es una buena noticia», apuntó este jueves la economista jefa de la OCDE, Laurence Boone.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La OCDE rebaja el crecimiento mundial a su nivel más bajo desde la crisis