El piso ganga de la Xunta en Ferrol ya tiene dueño

A la puja, la cuarta, solo acudieron dos particulares, pese al aluvión de gente que
se había interesado en el inmueble


Santiago de Compostela

A la cuarta ha sido la vencida. Tras tres subastas desiertas, Facenda logró por fin ayer vender su piso ganga de Ferrol. Por 21.000 euros. El inmueble en cuestión, situado en el barrio ferrolano de Caranza, con vistas a la ría, 72 metros cuadrados útiles, tres habitaciones, cocina, salón, un baño completo, un aseo, vestíbulo y terraza fue a parar a manos de la Xunta en el 2012, después de que su propietaria falleciera sin dejar herederos.

A la puja definitiva se presentaron solo dos personas. Dos particulares. El precio de salida de la vivienda era de 19.000 euros, y ambos contendientes fueron elevando su oferta de cien en cien euros.

Es esta una adjudicación provisional, ya que la Administración autonómica tendrá ahora que verificar que todo el proceso se ha desarrollado de la manera correcta. Con posterioridad, la decisión definitiva se publicará en el Diario Oficial de Galicia (DOG). A partir de esa fecha, el adjudicatario de la subasta tendrá un plazo de 15 días para efectuar el pago. Cuando lo haga, se dará carpetazo al asunto.

Llama la atención que a la subasta solo se presentaran finalmente dos personas, pese al enorme interés que había despertado el inmueble, situado en el piso once del número 13 de la avenida de Castelao.

No es habitual que la Xunta sea la heredera final. Porque cai siempre suelen presentarse parientes, por lejanos que sean, reclamando el legado. En este caso no. Y los técnicos de Facenda llevaban ya más de dos años intentando, sin éxito, encontrarle un comprador. Por ley, la Administración autonómica está obligada a destinar los fondos obtenidos a fines sociales y culturales. Con anterioridad a la de ayer se habían celebrado hasta tres pujas, y todas ellas quedaron desiertas. Y ello pese a que el precio de salida de la última, 30.533 euros, ya era muy bajo.

Tras el fiasco, Facenda abrió en febrero un plazo de tres meses para que cualquier persona interesada pudiese presentar ofertas por el piso, por un importe superior o similar 18.649,05 euros, y convocar así una nueva puja. La oferta más alta de las últimas presentadas ha sido la que ha marcado el precio de salida de la puja definitiva, 19.000 euros, y que ha servido para que la Xunta, por fin, se deshaga del inmueble. Todos los interesados tenían que anticipar el 25 % del importe de su oferta, cantidad que luego se les reingresaba si no resultaban adjudicatarios. Después de que La Voz publicase la noticia el pasado mes de mayo, en la que se daba cuenta de las tres subastas fallidas, en Facenda recibieron más de 500 llamadas interesándose por el inmueble. El nuevo propietario habrá de reformarlo, eso sí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El piso ganga de la Xunta en Ferrol ya tiene dueño