20 años de la primera foto de Amancio Ortega

Era el secreto mejor guardado de Inditex, que publicó la imagen justo antes de la salida a bolsa de la multinacional

«El afán de innovación y superación permanente con el que iniciamos este proyecto hace 36 años es la idea motriz que nos ha guiado hasta aquí». Estas eran las palabras con las que Amancio Ortega Gaona (Busdongo, 1936) se presentaba en la primera memoria anual de la historia de Inditex. La correspondiente al ejercicio de 1998. Un documento de 96 páginas con la información íntegra de las cuentas consolidadas del grupo donde lo más rompedor no eran los números, sino una foto. El 16 de septiembre de 1999 el mundo empresarial le puso cara, por fin, al fundador del imperio textil. En la séptima página Ortega dejaba de ser un misterio. Al menos, su rostro.

El hijo de un ferroviario nacido en un pueblo de León que se mudó muy joven a A Coruña, donde vive desde 1950, nunca fue amigo de las apariciones públicas. Hasta el entonces príncipe Felipe tuvo que conocerlo en un aparte durante su visita a las instalaciones de Arteixo en 1998, lejos de los focos. Una fotografía en blanco y negro de los años 70 era la única imagen conocida del empresario. El lema tantas veces repetido por Zara para justificar tal aversión a las cámaras, «las personas no son importantes, sino el proyecto empresarial», se encarnó a la perfección en Ortega.

El paso «natural»

La decisión, que la multinacional definió como un «hecho natural en la evolución de la compañía», guardaba un porqué. Como publicó La Voz aquel 16 de septiembre, Inditex estaba inmersa en unos «proyectos de futuro» que marcaron su giro definitivo.

Entre esos pasos estaba la salida a bolsa, que se produjo el 23 de mayo del 2001, con José María Castellanos como consejero delegado. Un acto al que el presidente de Inditex, fiel a su preferencia por el segundo plano, tampoco asistió. Un año antes, en el 2000, se dejó fotografiar por primera vez en un evento público, la inauguración del Centro Hípico Casas Novas, en Arteixo.

ENTRADA EN EL MERCADO BURSÁTIL (23-05-2001). El grupo sale a bolsa un año y medio después. Amancio Ortega no asiste al acto que oficializa Jose´María Castellanos, entonces, el consejero delegado. En el 2001 también se crea la Fundación Amancio Ortega
ENTRADA EN EL MERCADO BURSÁTIL (23-05-2001). El grupo sale a bolsa un año y medio después. Amancio Ortega no asiste al acto que oficializa Jose´María Castellanos, entonces, el consejero delegado. En el 2001 también se crea la Fundación Amancio Ortega

Como avanzó la dirección de la empresa en el 99, la foto no iba a suponer un «incremento de la proyección pública de su presidente». Dicho y hecho. Nunca concedió entrevistas y su mujer, Flora Pérez, es la que se deja ver en la Junta General de Accionistas.

El 80 cumpleaños

El «hombre invisible», como se decía en los círculos empresariales, no pudo evitar ser el protagonista de la fiesta de su 80 cumpleaños en el 2016. Aunque no fue por iniciativa propia. Su hija pequeña, Marta, orquestó el flashmob en el que los empleados de Sabón, y de todo el mundo, lo felicitaron por su aniversario. El hombre hermético no pudo contener aquí las lágrimas.

;
El flashmob que hizo llorar a Amancio Ortega El dueño de Inditex, el segundo hombre más rico del mundo, emocionado en la celebración sorpresa que le organizó su hija Marta

Figura en la lista de las diez personas más ricas del planeta y su empresa lidera del ránking de las industrias textiles. Su gesta, por muy contada, aún asombra. Comenzó como chico de los recados en una tienda de camisas de A Coruña, Gala. En 1963, con su primera esposa, Rosalía Mera, crearon Confecciones Goa. En 1985, Inditex, el grupo que aglutina a todas las marcas, desde Zara a Massimo Dutti. En un sector tan mediático como el de la moda, nunca encajó en los cánones de popularidad a los que sí se amoldaron otros gallegos como Adolfo Domínguez o Roberto Verino.

DESEMBARCO DE PABLO ISLA (15-07-2005). Veinte años despues de la constitución de Inditex, arranca una nueva era. Pablo Isla se convierte en vicepresidente y consejero delegado en el 2005. Con el se consolida la expansión internacional del grupo. Desde el 2011, ocupa la presidencia ejecutiva del «holding».
DESEMBARCO DE PABLO ISLA (15-07-2005). Veinte años despues de la constitución de Inditex, arranca una nueva era. Pablo Isla se convierte en vicepresidente y consejero delegado en el 2005. Con el se consolida la expansión internacional del grupo. Desde el 2011, ocupa la presidencia ejecutiva del «holding».

La textil de los récords

En 1999 la multinacional tenía 800 tiendas en más de 20 países y contaba con 15.000 trabajadores. Hoy las cifras se han multiplicado. Suma 7.420 tiendas en los cinco continentes. Algo menos de 1.600 solo en España. La plantilla alcanza las 171.839 personas, según su memoria anual. Vende en 202 mercados a través de su plataforma on-line. Dos decenios más tarde, Ortega ha dejado el timón en manos de Pablo Isla, presidente ejecutivo desde el 2011. Un gallego, Carlos Crespo, es el consejero delegado. Con todo, Sabón sigue siendo su casa. El empresario continúa yendo a diario a las instalaciones.

La semana pasada, con la presentación del ejercicio fiscal del primer semestre del año, el gigante textil gallego volvió a registrar un nuevo récord. Las ventas marcaron un máximo histórico al alcanzar los 12.820 millones de euros, un 10 % más que en el mismo período del 2018. Es ese «afán de superación permanente» del que ya hablaba Ortega hace 20 años.

Una silla y una mesa en Zara... y ya está

Sofía Vázquez

Amancio Ortega quiere pasar desapercibido y lo intenta y lo intenta, pero no lo consigue. Construyó Inditex, un empresón que está en el punto de mira los actores mundiales del mundo económico. A sus 81 años sigue haciendo lo mismo que a los 35: preocuparse por Zara y compañía. Por lo demás, vive en una Galicia que protege su intimidad

Ni va a la última moda ni se espera. Azul, gris y blanco, y sin corbata. Amancio Ortega, que es algo más que uno de los hombres más ricos del mundo, no está preocupado por la subida y bajada de la bolsa ni pierde un minuto de su vida en saber quién ocupa el número 1 de la lista Forbes , en la que preferiría no salir pero eso es imposible.

Ortega se ha convertido en el icono de las grandes fortunas. Sin embargo, hay muchas maneras de ser rico. Por ejemplo, él no ha heredado ni fortuna ni ninguna empresa de su abuelo o de su padre. Tampoco ha logrado crecer en torno a la especulación, ni ha multiplicado su fortuna en acciones con límites difíciles de explicar o aprovechándose de concesiones o subvenciones estatales. Lo que sí recibió fue un mensaje claro y transparente como el agua el día que fue a la tienda con su madre, y la dueña le dijo a la mujer: «Señora Josefa, lo siento mucho, pero ya no le puedo fiar más dinero».

Seguir leyendo

Votación
22 votos
Comentarios

20 años de la primera foto de Amancio Ortega