Ron se queda sin 13 millones de indemnización del Popular

Un juzgado de Madrid deja al expresidente de la entidad sin prejubilación

Ron, hace un año, en el Congreso para comparecer en la comisión de investigación acerca de la crisis financiera en España.
Ron, hace un año, en el Congreso para comparecer en la comisión de investigación acerca de la crisis financiera en España.

El Juzgado de Primera Instancia Número 47 de Madrid ha estimado la demanda que el banco Santander presentó contra el expresidente del Popular Ángel Ron y este se quedará sin los 12,8 millones que se adjudicó en concepto de indemnización, según informa Expansión. El Santander, dueño ahora del Popular, consideraba que Ron no tenía derecho a cobrar la indemnización que preveían los estatutos debido a las millonarias pérdidas de la entidad en el 2016.

La sentencia es recurrible ante la Audiencia Provincial de Madrid. De hecho, Ron acaba de comunicar que lo hará.

El juzgado condena a Ron a reintegrar el dinero de su prejubilación, que le reconocía el cobro de 1,1 millones anuales hasta que cumpliera los 65 años, y el bonus correspondientes a los años 2013 y 2014 (unos 270.000 euros).

El banco presidido por Ana Botín adquirió el Popular a mediados del 2017 por el precio de 1 euro, cuando la entidad entonces dirigida por Emilio Saracho estaba al borde de la quiebra y con unos problemas de liquidez que estaban a punto de impedir atender a los clientes. La resolución del banco dejó reducida a cero la inversión de 300.000 accionistas y bonistas (unos 60.000 gallegos) que habían acudido a las sucesivas ampliaciones de capital lanzadas por Ron para tapar la mala situación contable.

Al año siguiente de rescatar al Popular, el Santander reclamó a los expresidentes Ron y Saracho, así como a los tres últimos consejeros delegados la devolución de hasta 25 millones en concepto de retribuciones variables y de prejubilaciones que percibieron durante los últimos años.

El Popular entró en barrena por sus inversores inmobiliarias durante los años de vacas gordas. El pinchazo de la burbuja abrió un enorme socavón en sus cuentas. Pero Ángel Ron entró en una espiral de refinanciaciones con la que logró llegar al 2012, año en el que el banco adquirió a pulmón el Pastor, cuando suspendió los test de estrés. Rechazó el rescate con dinero público y optó por ir al mercado: hizo una ampliación por 2.500 millones con la que ganó tiempo. En el 2016 Ron, ante la presión del mercado y con la acción cayendo, necesitó recurrir a una nueva ampliación. Otra vez 2.500 millones, y otra vez insuficientes. A finales de ese año se produjo un golpe interno en el consejo, liderado por el mexicano Antonio del Valle, que acabó con la sustitución de Ron por Saracho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ron se queda sin 13 millones de indemnización del Popular