España tiene el triple de beneficiarios de rentas mínimas que antes de la crisis

Galicia se sitúa a la cola en este tipo de prestaciones, por delante de Valencia y Madrid, con una ayuda de 403 euros


Redacción / La Voz

España sigue en los puestos de cabeza europeos en lo que se refiere al abultado porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social. Es decir, aquellas personas que carecen de los recursos suficientes para satisfacer las necesidades de primer orden. La tasa se sitúa en el 21,5 %, una de las más altas de Europa. Lo corrobora el último informe Pobreza y rentas mínimas, que acaba de hacer público Funcas con datos del 2017.

 De acuerdo con él, en los últimos diez años se ha triplicado el número de ciudadanos que, golpeados por las embestidas de una crisis feroz, se han convertido en beneficiaros de estas ayudas. Se acercan a los 780.000 e incluyen a los titulares y a sus dependientes. Galicia, con 30.512 perceptores -14.468 titulares- de la risga (renta de inclusión social de Galicia), ha más que duplicado el número durante el mismo período.

Pero el reparto es desigual. Tanto como el número de comunidades autónomas, porque el nivel de riesgo de pobreza para acceder a rentas de estas características no se mide de la misma manera al tratarse de un capítulo transferido a estos territorios.

Varían desde las denominaciones hasta el tipo de destinatarios (todos en situación de desempleo) o la cuantía y los requisitos para acceder a la prestación, la compatibilidad con otras rentas o su condicionalidad a la participación en programas de activación laboral. El importe mensual medio de las rentas mínimas en el conjunto del estado alcanza aproximadamente los 450 euros, y Galicia no sale muy favorecida en la comparación, ya que se sitúa a la cola de las autonomías con 403,4 euros, superando solo a Madrid (400) y a la Comunidad Valenciana (388,5). Al otro lado de la balanza, el País Vasco -la autonomía con menos población en situación de pobreza-, que cuenta con el programa más generoso del país, hasta el punto de que la renta asciende a 672 euros al mes. Una circunstancia que también se registra en el caso de Navarra, según Funcas.

Para la Fundación estas rentas son «eficaces» en la disminución de la pobreza, mientras que los efectos a la hora de desincentivar el empleo «son muy moderados», aunque considera que nada impide que el propio sistema de Seguridad Social garantice unas prestaciones sociales suficientes para todos los ciudadanos ante situaciones de necesidad».

Tipo de hogar

De la renta mínima se benefician en Galicia unos 14.500 titulares, más del doble que hace diez años. Y varía, claro está, en función de las características y número de miembros de cada hogar. Si la unidad familiar está integrada por dos adultos y dos menores, la prestación alcanza los 597 euros, mientras que si se trata de un hogar unipersonal, la ayuda asciende a 403. Si hablamos de una pareja sin hijos, son 478,7, lo mismo que si bajo el mismo techo viven un adulto y un menor.

Con todo, la renta mínima en Galicia está pendiente de que se apruebe el decreto que desarrolle la ley de inclusión extensiva a todo el país. Los cálculos de la Administración gallega estiman que estos ingresos aumentarán hasta equipararlos a los que se recibirían por un primer empleo, unos 200 euros más.

Para reducir tanto estas diferencias entre territorios como la posición de España respecto a Europa, hace unos meses la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) planteaba el establecimiento de una renta mínima estatal con el objetivo de reducir la tasa de pobreza hasta el 2,7 %, cuando la media de la UE se sitúa en el 3,5 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

España tiene el triple de beneficiarios de rentas mínimas que antes de la crisis