Coca-Cola pierde la guerra de la tónica

La japonesa Suntory se convierte en la única firma con derecho a vender la marca Schweppes en España


redacción / La Voz

Guerra abierta entre dos gigantes de la distribución. Desde hace unos meses, Suntory y Coca-Cola mantienen las armas en ristre. No es para menos. En juego está el control de una de las marcas de tónica más reconocidas del mercado.

La Audiencia Provincial de Barcelona ha tomado cartas en el asunto y ha resuelto que la empresa japonesa Suntory, propietaria de marcas como TriNa o La Casera, tiene el derecho exclusivo de comercializar Schweppes en España, prohibiendo así a la firma Red Paralela (encargada de la distribución de Coca-Cola en España) la venta de la misma marca de tónica.

El problema viene de largo. La famosa enseña de bebidas nació en las islas británicas y durante un tiempo se propagó por todo el mundo bajo el control de un único propietario, Cadbury Schweppes. En la actualidad, la fabricación de las tónicas de esta marca en el Viejo Continente está en manos de dos grupos empresariales diferentes. Por una parte está Coca-Cola, con derecho de distribución en países como el Reino Unido, Bulgaria, Chipre o Eslovenia; y por otra, Suntory -al que pertenece Schweppes SA- que es titular de la enseña en otros territorios como España, Suecia, Austria, Italia o Portugal.

La decisión de la Audiencia Provincial pone coto a una práctica que la barcelonesa Red Paralela llevaba varios años realizando: aprovechaba su derecho de distribución en el Reino Unido para fabricar tónicas Schweppes en las islas británicas y, posteriormente, importarlas y venderlas en España.

Se acabó. Y Red Paralela no solo ha perdido su derecho de venta. También tendrá que estirar un poco el bolsillo. Porque el auto condena al distribuidor a pagar una indemnización a Suntory de 293.480 euros, una cantidad equivalente al 5 % de la facturación de 5,9 millones de euros obtenida por la venta, entre los años 2009 y 2014, de 17,3 millones de botellas de tónica Schweppes en territorio español.

Coca-Cola ganó en el 2018

Red Paralela se guarda algún cartucho. La sentencia todavía puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo. Tras el anterior encuentro que ambas mantuvieron ante la Justicia, celebrado en el 2018, la victoria cayó del lado del distribuidor de Coca-Cola. Consideraba entonces la magistrada que los derechos de los japoneses sobre la marca en España estaban agotados y avalaban el derecho de su contendiente a importar botellas de tónica desde el Reino Unido. «El auto de este martes confirma que los derechos de la marca en España no se encuentran agotados y, por lo tanto, que la única tónica Schweppes que se puede comercializar en el país es la fabricada por Suntory o por otra empresa de nuestro mismo grupo», aseguró ayer María Rodríguez, directora legal de la compañía, tras conocer el fallo. Unas declaraciones que se mantienen en la misma línea que las realizadas por Nicolas Imeneuraet, consejero delegado de Schweppes Suntory Iberia: «Nos sentimos muy satisfechos del resultado de esta sentencia. Los consumidores y los clientes son una prioridad para nosotros y cuando piden una tónica Schweppes en nuestro país buscan una calidad y sabor característicos, algo que solo es posible si el proceso de fabricación de la tónica es realizado bajo el control de nuestro grupo empresarial».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Coca-Cola pierde la guerra de la tónica