¿Quiere cambiar un billete de avión? Ja, ja

Las penalizaciones puede superar con mucho el precio de un nuevo tique


Tenía un billete de Madrid a A Coruña que no iba a utilizar, con fecha 12 de agosto. Lo compró cuatro meses atrás cuando programó unas vacaciones. Tres semanas antes del 1 de agosto -fecha de inicio del viaje-, el afectado contacta con la compañía aérea para cambiar el billete. Sugiere el 6 de diciembre (viernes, celebración de la Constitución) y le indican que tiene que abonar 300 euros. Le parece un disparate y da otra fecha, 23 de diciembre, y le dicen entonces que hacer el cambio le supone un desembolso de 600 euros, más la entrega de su primer billete. No se lo cree y ante tal situación comienza a teclear por Internet la adquisición de un tique nuevo. El precio para el 6 de diciembre: 60 euros. ¿Cómo puede ser?

La persona que estaba al otro lado del teléfono le habló -sin especificar- de gastos de gestión, penalizaciones, etcétera. Y así es. Preguntado a un portavoz de la aerolínea explica que el precio del cambio variará en función de la tarifa que haya reservado con anterioridad el cliente. Apunta también que hay más de 20 tarifas con fuertes restricciones,. «Tengo delante de mi cinco páginas con 83 precios distintos», comenta.

El pasado viernes un billete Madrid-A Coruña para el 6 de diciembre se compraba por 69,46 euros en la web de la aerolínea. ¿Y sus penalizaciones? No resultó fácil acceder a esta información en el momento anterior a la compra, pero buscando por Internet la compañía responde a la siguiente pregunta: «¿Puedo cancelar mi billete y que sea reembolsado?» Depende. La mayoría de las tarifas con restricciones no permiten reembolsos, devoluciones, cambios o si en algún caso lo permiten, llevan asociada una penalización». Llamando a un teléfono de información una persona muy amable explica que la penalización de la tarifa turista básica empieza -ojo, empieza- en 65 euros. A los que hay que sumarle los gastos de gestión, 30 euros fijos, y luego, añadirle la diferencia de tarifas que hay entre el billete para devolver y el nuevo, cuyo precio dependerá de la fecha y la disponibilidad.

Miguel López Crespo, secretario xeral de la Unión de Consumidores de Galicia, resalta que, hoy por hoy, este tipo de prácticas no son contrarias a la ley salvo que obviamente un día un juez diga lo contrario, «y ya se sabe que este ha sido siempre el camino. Los jueces hacen por los consumidores casi tanto como la propia ley».

López entiende que cuando el importe que se establece como penalización o contraprestación es exagerado (hasta el punto de que en muchas ocasiones es superior al propio precio de un billete nuevo) podría considerarse como una cláusula abusiva a la luz de la normativa básica de consumo (se entiende que son las estipulaciones que impongan obstáculos onerosos o desproporcionados para el ejercicio de los derechos reconocidos al consumidor y usuario en el contrato, en particular en los contratos de prestación de servicios).

La segunda consideración que hace el experto tiene una perspectiva más económica. «A mi entender este tipo de penalizaciones -dice- se constituyen como un elemento de ingresos más que como un elemento compensatorio de los gastos, gestiones y perjuicios que realmente puede causar a una compañía aérea proceder a una gestión tan simple como el cambio de fecha de un vuelo.

Si realmente el coste de gestión de una modificación de fecha o pasajero resultase tan compleja sería incompatible con el hecho de que esas mismas compañías te ofrezcan un vuelo a un precio inferior al de la propia penalización». «Obviamente -subraya- no son gastos reales. Volar tiene un coste, a partir de ahí, los servicios accesorios incluidos en tu billete cuestan (que no valen) lo que la empresa decide libremente y ese precio o lo pagas al principio con un billete premium o posteriormente si quieres alguno de esos otros servicios que inicialmente decidiste no seleccionar».

¿Algo más que añadir?

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

¿Quiere cambiar un billete de avión? Ja, ja