El botín que esconde la cámara del Banco de España y codician en «La Casa de Papel»

La entidad guarda en sus entrañas 281 toneladas de oro, cuyo valor supera los 11.000 millones de euros

M. M.
redacción / la voz

La tercera temporada de La Casa de Papel gira en torno a un atraco al Banco de España. En la ficción española, producida por Netflix, los ladrones se adentran en las entrañas del edificio para desvalijar la cámara acorazada, que cobija las reservas de oro de nuestro país. ¿Cuánto de verdad hay en ese asalto? ¿Se inunda la cámara de verdad? ¿Cuánto vale el oro que atesora el Banco de España?

 La entidad custodia 281,6 toneladas de oro, distribuidas en 9,1 millones de onzas troy. Un lingote de oro estándar pesa unas 400 onzas. Como la cotización del oro fluctúa constantemente, en julio del 2019 cada onza valía 1.425 dólares. Esto se traduce en un total de 12.964 millones de dólares. Convertido a nuestra moneda, el valor de las reservas de oro de España supera los 11.643 millones de euros.

Las medidas de protección son extremas, entre ellas, la inundación del acceso al tesoro La cantidad de toneladas que se mantienen a buen recaudo ha permanecido invariable desde el 2007, cuando tuvo lugar la última venta. Hasta ese momento, había 457 toneladas. El precio del oro varía con el tiempo, por lo que el verano pasado, el valor estimado rondaba los 10.929 millones de dólares. Este incremento supone unas ganancias superiores a los 2.000 millones de dólares en tan solo un año.

Los 12.964 millones de dólares provenientes del oro suponen tan solo un 16,3 % del valor total de las reservas de España, que incluyen divisas convertibles y Derechos Especiales de Giro, un activo internacional.

Además, no todos los lingotes se encuentran en este refugio bajo suelo. Para movilizarlos más fácilmente en el caso de que fuera necesario, una parte de ellos está a buen recaudo en otros tres lugares situados fuera de las fronteras patrias. Entre ellos el Banco de Pagos Internacionales de Basilea, en Suiza.

España ocupa el puesto número 21 del ránking de los Estados con más oro en su haber, una lista liderada por Estados Unidos y Alemania. Nuestro país no custodia reservas de otros territorios. Pero bien sabido es que no es oro todo lo que reluce. En la cámara también hay unas estanterías diseñadas por Gustave Eiffel, que contienen 2 millones de monedas. Además, el Banco de España tiene otra colección de más de medio millón de monedas. En la institución también hay otras joyas que la convierten en un pequeño museo, como cuadros de reconocidos pintores españoles, entre los que están Goya, Picasso, Sorolla, Tàpies y Saura. 

Una seguridad extrema

Para acceder a la cámara es necesario atravesar un recorrido plagado de medidas de seguridad. Tras cruzar una puerta acorazada cuyas llaves custodian personas diferentes, hay que descender 35 metros bajo tierra en un ascensor. A la salida hay un foso que se sortea mediante un puente, y tras atravesarlo esperan dos puertas más. Una vez franqueados todos los obstáculos, se accede a la cámara acorazada, donde hay áreas reservadas para el Ministerio de Justicia, de Economía, y el Defensor del Pueblo.

 El equipo de La Casa de Papel no accedió a las instalaciones, por lo que su representación del edificio se desvía de la real. Aparecen el ascensor y la cámara, pero se omiten el foso y algunas de las puertas. En la ficción el principal mecanismo de defensa consiste en inundar la cámara acorazada, pero en la realidad se llenaría de agua el foso de acceso. El espacio donde se ubica el tesoro está cerca de la fuente de Cibeles, por lo que se aprovecha el arroyo de agua subterránea que la abastece, el de Oropesa, y otro cercano, el de Las Pascualas.

Según el Banco de España, este mecanismo nunca se ha tenido que usar, pues la cámara no ha sufrido ningún intento de atraco en toda su historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El botín que esconde la cámara del Banco de España y codician en «La Casa de Papel»