Los inversores refugian su dinero en la deuda española, cuya rentabilidad cae a cero

La incertidumbre comercial sigue tumbando los intereses de los bonos y las bolsas


redacción / la voz

Rentabilidad, casi cero. Así anda el interés de la deuda española, que ayer cerró en el 0,028 %, su mínimo histórico. ¿Por qué? Porque los inversores se están abalanzando sobre los bonos de los principales países para refugiarse de la incertidumbre en los mercados y la inestabilidad de la renta variable. Por su parte, la deuda alemana perfora todavía más sus registros negativos y cotiza al -0,716 %. También están en rojo las de Francia, Holanda, Austria, Bélgica y Finlandia, entre otros países europeos.

Y casi todo esto ocurre por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La paz pactada entre ambos gigantes en la reunión del G20 en Osaka (Japón) a finales de junio se ha terminado de romper. El primer paso lo dio el mandatario estadounidense Donald Trump, quien anunció hace dos semanas un arancel del 10 % sobre importaciones chinas que aún no sufren ningún gravamen por valor de 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre.

Aunque esta misma semana el gobierno estadounidense anunció que retrasaba la entrada en vigor de esta medida hasta el 15 de diciembre para algunos de los productos de la lista negra, China decidió ayer contraatacar y tomar «las medidas necesarias» contra Estados Unidos por violar «seriamente» el alto el fuego que acordó Trump con su presidente Xi Jinping, según informó Bloomberg, y recoge la agencia Colpisa.

No es la primera medida que toma el gigante asiático contra Estados Unidos, ya que la semana pasada hizo temblar los mercados cuando su divisa, el yuan, se devaluó a niveles mínimos por debajo de los 7 dólares con la intención de «compensar» la subida de precio de cientos de productos por los aranceles impuestos por Estados Unidos, tal y como explicó el presidente del Banco Central de China.

La noticia sobre las nuevas represalias chinas ha provocado que las bolsas mundiales hayan abierto en negativo ante la incertidumbre de qué medidas serán finalmente las que aplique China sobre EE UU.

Abajo las bolsas

Así, la bolsa española cerró ayer casi plana, con un recorte del 0,04 %, suficiente para marcar el segundo mínimo anual consecutivo, en medio de una elevada volatilidad y arrastrada por el tono negativo en todo el mundo, azotado por las dudas sobre el crecimiento y otros factores geopolíticos.

El principal indicador del mercado español, el IBEX 35, anotó un recorte de 3,70 puntos, hasta los 8.519, con lo que en cómputo anual -que ya el miércoles se situó por primera vez desde enero en negativo- pierde el 0,24 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los inversores refugian su dinero en la deuda española, cuya rentabilidad cae a cero