El 85 % de los autónomos bonificados con la tarifa plana fracasan

La reducción de cuotas ha favorecido a 72.000 gallegos, de los que solo 10.800 siguen con sus negocios


Vigo / la voz

La tarifa plana es una de las ayudas a autónomos más utilizadas. Consiste en abonar, durante un período de hasta dos años, una cuota reducida a la Seguridad Social, de 60 euros, muy por debajo de la cotización mínima establecida para los trabajadores por cuenta propia, que es de 285 euros al mes.

La bonificación, creada en el 2013 por el Gobierno de Mariano Rajoy para reducir el desempleo, ha sido un éxito, si se analiza por el número de altas al régimen especial de trabajadores autónomos: 1,9 millones de nuevos afiliados en menos de cinco años (desde septiembre del 2013 a julio del 2019). De esta cifra, Galicia ha aportado más de 72.000 nuevos emprendedores, 18.442 de ellos en el primer semestre de este año, a una media de 4.000 nuevos afiliados al mes.

Pero una cosa es montar un negocio y otra muy distinta, conseguir mantenerlo sin ayudas. El resultado es que solo un 15 % de los autónomos que se han beneficiado de la tarifa plana continúan dados de alta una vez que agotan la bonificación, según un estudio, con datos de la Seguridad Social, publicado ayer por la organización de autónomos UPTA.

En el caso de Galicia, de los casi 72.000 emprendedores subvencionados, solo se mantienen en activo cerca de 10.800, en gran medida por el desplome del pequeño comercio, que reduce aún más las tasas de supervivencia de los nuevos negocios.

Pero, además del fracaso como medida para garantizar un autoempleo sostenible, la tarifa plana ha resultado un incentivo excesivamente costoso para las arcas públicas: desde septiembre del 2013, la factura asciende a 3.900 millones (700 millones de enero a junio de este año). La factura en Galicia se aproxima a los 170 millones. Con estos resultados, no es de extrañar que el Ministerio de Trabajo en funciones se plantee una revisión de esta medida, al considerar que su eficacia debe mejorarse.

Es lo que piensa también el presidente de UPTA, Eduardo Abad, que considera «urgente» hacer un replanteamiento de las ayudas al inicio de la actividad del trabajo autónomo en España. «La ingente inversión realizada por el Estado a lo largo de estos años en esta bonificación, apenas favorece la consolidación de actividades económicas en nuestro colectivo. Solo el 15 % de los autónomos que utilizan la tarifa plana superan los dos años en activo», denunció ayer.

La solución, para Abad, pasa por basarse en una cotización a la Seguridad Social calculada en función de los ingresos reales, destacando la figura del emprendedor con una tarifación especial, que se ajustará al final del primer ejercicio fiscal de acuerdo a la facturación neta que haya registrado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El 85 % de los autónomos bonificados con la tarifa plana fracasan