Comprar casa en Galicia es un 21 % más barato que antes de la crisis; alquilar, un 13 % más caro

Las familias gallegas tendrían que destinar 8,5 años de salario íntegro a pagar la vivienda, casi cuatro menos que en el 2007


Redacción / La Voz

España sigue siendo un país de propietarios (de vivienda). Más de tres cuartas partes de las familias (un 77 %, según las cifras de la oficina estadística comunitaria, Eurostat) residen en casas escrituradas a su nombre. Siguen siendo minoría los que optan por el alquiler o tienen la suerte de vivir en casas cedidas gratuitamente por algún familiar o por las que pagan rentas muy por debajo del valor del mercado. Nada que ver, por ejemplo, con lo que pasa en Alemania, donde apenas la mitad de las familias tienen su vivienda en propiedad.

Pero la tendencia está cambiando, según advierte un informe publicado ayer por la Fundación BBVA y el Ivie (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas). Desde el 2007, el porcentaje de hogares que viven de alquiler se ha incrementado cuatro puntos en España, y llega ya al 18 %. En Galicia la proporción, todavía inferior a la media española, roza ya el 15 %. Antes de la crisis, solo diez de cada diez hogares de la comunidad optaban por el arrendamiento.

Aunque los autores del documento atribuyen ese viraje a un «cambio en las preferencias de los jóvenes», apuntan también que hay otros factores que acaban condicionando que, para muchos, el alquiler sea casi la única opción, como «el elevado precio de la vivienda en relación a los salarios, el alto porcentaje de empleo temporal y tasa de paro» o las dificultades para acceder a una hipoteca.

Ya sea por un cambio de mentalidad, o por obligación, lo cierto es que la mayor demanda en el mercado del alquiler, unido a la escasa oferta de viviendas, ha provocado una fuerte subida de los precios. Arrendar un piso es ahora un 11 % más caro que antes de la crisis (tomando como referencia el año 2007) y, en el caso de Galicia, la subida ha sido incluso mayor, del 13 %. Sin embargo, comprar casa es más barato que entonces, un 21 % (tanto en la media estatal como en la comunidad).

Si los precios de las viviendas en propiedad bajan, y los ingresos de las familias suben (un 8,8 % de media, según el informe), el efecto es que las familias tienen que estirar menos el bolsillo para hacer frente a la compra de una casa. En concreto, la tasa de esfuerzo (los años de renta íntegra que tendrían que destinan los hogares para amortizar la adquisición de su vivienda) se ha reducido hasta los 9,7 años de media en España, cuatro menos que en el 2007. En el caso de Galicia, bastaría con menos de ocho años y medio de salario, frente a los casi once de antes de la crisis.

Aunque en la variación de los precios el estudio difiere de las conclusiones de otro informe publicado la semana pasada por el Banco de España (que estimaba en hasta un 50 % la subida de los alquileres), en lo que sí coinciden en que cada vez hay más españoles con problemas para pagar la renta del piso. Y es que un 43% de las familias que viven de alquiler en España dedican más de un 40 % de sus ingresos al alquiler, frente a solo un 28 % de media en la UE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Comprar casa en Galicia es un 21 % más barato que antes de la crisis; alquilar, un 13 % más caro