El Gobierno utiliza la crisis industrial gallega como arma para la investidura

Maroto apela a Alcoa para pedir un acuerdo y Conde dice que Galicia no se subasta


redacción / la voz

Los tanteos para lograr la investidura de Sánchez y la cuenta atrás de la precampaña para las elecciones autonómicas se colaron con fuerza en el conflicto de Alcoa. La ministra de Industria en funciones, que ayer se reunió con el alcalde de Santiago, con la regidora de A Coruña y con el comité de empresa de la aluminera, utilizó la crisis de la planta coruñesa y, por extensión, la situación de la industria en Galicia, para presionar a la Xunta sobre la necesidad de facilitar la investidura de Pedro Sánchez. «Si se bloquea la formación de Gobierno se está bloqueando el estatuto electrointensivo», advirtió Reyes Maroto en la plaza del Obradoiro, donde acusó a Núñez Feijoo de estar pidiendo una solución para Alcoa sin hacer lo suficiente para convencer a Pablo Casado sobre la posibilidad de que el PP se abstenga en una segunda vuelta para la formación de Gobierno. Lejos de lograr su objetivo, lo que consiguió fue que el conselleiro de Economía, Francisco Conde, mostrase su malestar por esa estrategia política y advirtiese a Maroto de que «os intereses de Galicia non están a subasta».

;
Reyes Maroto cree que el sentir del rey para evitar elecciones «acompaña» al discurso del presidente La ministra de Industria en funciones opina que los partidos políticos deben estar a la altura

La titular de Industria insistió en que un Ejecutivo en funciones no puede aprobar el estatuto electrointensivo que garantice en el tiempo la continuidad de Alcoa tras su venta al fondo suizo Parter. Le acompañaba el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, y el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, quien aseguró que para el próximo Xacobeo el PSOE seguirá en el Gobierno central y en la alcaldía de Santiago, pero que ya no estaba claro que el PP siguiese en la Xunta, lo que da una idea de la estrategia política y electoralista de las declaraciones hechas ayer por los socialistas en Galicia.

El conselleiro de Economía lamentó que Maroto se acercase a Galicia para reunirse con el comité de empresa de Alcoa y no avisara al Gobierno gallego. Y acusó a Maroto de «rachar» la relación institucional que hasta ahora habían mantenido por el problema de Alcoa, dando a entender que, una vez lograda la venta a Parter, al Gobierno de Sánchez ya no le interesaba mantener relaciones con la Xunta. Pero le advirtió que ni el tema de Alcoa estaba cerrado ni Galicia salía a subasta, e interpretó el órdago de Maroto como una estrategia para desviar la atención del «fracaso» de no haber sacado adelante en su día el estatuto electrointensivo.

En A Coruña, la ministra se reunió con la alcaldesa, Inés Rey, y con el comité de empresa de Alcoa. Además de insistir sobre las «contradicciones» del Ejecutivo gallego por pedir una solución para Alcoa sin garantizar la formación de un Gobierno que la consiga, se excusó por no haber avisado a la Xunta de su visita a Galicia recordando que la agenda se limitaba a las entrevistas con alcaldes y los trabajadores.

Conde, que evitó la foto en Madrid cuando se cerró la venta de Alcoa, acusa ahora a Maroto de visitar Galicia para fotografiarse con los trabajadores. Estos tendrán otra cita hoy con políticos, esta vez, con el presidente de la Xunta y con el conselleiro.

Feijoo pide a la ministra de Hacienda un Real Decreto Ley para que Galicia tenga los 700 millones que le corresponden

La Voz

El presidente de la Xunta asegura que la ministra en funciones le trasladó que «lo único que puede garantizar son las entregas a cuenta» que son «algo más de 300 millones, pero no se compromete a la anualidad del IVA, que son 200 millones de euros»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, no quiso dejar pasar la oportunidad. La visita de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, era una buena oportunidad para recordar al Gobierno central la importancia de que Galicia reciba los 700 mllones que le corresponden. Y a pesar de que Montero señaló directamente al bloqueo institucional por el que su partido pasa estos días, Feijoo puso sobre la mesa algunas fórmulas que podrían sacar adelante el pago.

Durante el acto de presentación del Anuario 2019 del Foro Económico de Galicia, acto presidido por María Jesús Montero, Feijoo hizo hincapié en la importancia de que la comunidad presente un presupuesto para el año 2020. Y para conseguirlo, recordó a la ministra de Hacienda, es necesario que Galicia tenga los 700 millones que le corresponden, un tema que se podría solucionar «con un Real Decreto Ley».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El Gobierno utiliza la crisis industrial gallega como arma para la investidura