Hacienda pone el ojo en los autónomos que declaran menos de mil euros al mes

No se cree que haya empresarios que ganen menos que los trabajadores a su cargo


vigo / la voz

Si tiene un trabajo por cuenta propia y su negocio le reporta unas ganancias inferiores a los 12.000 euros al año, sepa que en Hacienda desconfían de usted. No es broma. A los técnicos de la Agencia Tributaria no les cuadran los números. No se creen que en España haya 1,5 millones de autónomos, de un total de 3 millones, que tributen por ingresos que no llegan a los 1.000 euros al mes (descontando a los 543.255 autoempleados que declaran pérdidas). Y tampoco están dispuestos a dar por válido que uno de cada cinco trabajadores por cuenta propia gane menos que los asalariados que tiene a su cargo.

Son datos extraídos de la Agencia Tributaria con los que Gestha, el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda, ha elaborado un durísimo informe que carga contra el eslabón más bajo del autoempleo, el de las rentas mileuristas, sobre el que siembra sospechas de fraude -habla de «motivos ocultos»- que lo podrían situar en la diana de la inspección tributaria.

Pensionistas y asalariados declaran hasta 12.000 euros más al año que los autoempleados Dicen los profesionales que no puede ser que los autónomos declaren a Hacienda unos ingresos entre 8.000 y 12.000 euros por debajo de los de los asalariados y pensionistas. Eso, de media, porque las diferencias son patentes entre comunidades (ver gráfico). De sus estadísticas también se desprende que alrededor de tres millones de empleados a cargo de autónomos cobran más que sus propios jefes, «entre los que se encuentran arquitectos, notarios, abogados o médicos en consultas privadas, entre otras profesiones por cuenta propia y de alta cualificación», dice Gestha.

Cartas informativas

Los subinspectores apuntan también a la «incongruencia» entre la rentabilidad declarada y las plantillas que sostienen sus negocios. «Se aprecia al comparar los cerca de 150.000 autónomos que declaran beneficios de casi 22.000 euros y entre 3 y 5 empleados; frente a los más de 13.000 empresarios con beneficios de casi 46.000 euros y más de 20 empleados», explican los inspectores.

Por todo esto, los inspectores reclaman el fin del régimen de módulos, un sistema que algunas voces críticas afirman que permite a los autónomos pagar menos impuestos de los que le corresponderían por sus ingresos (se tienen en cuenta otras variables, como el tamaño del local), y piden a la Agencia Tributaria que actúe. «Gestha reclama a la AEAT que, al igual que en el caso de las empresas, generalice el envío de cartas informativas a los autónomos que estén por debajo de las ratios de la media de su sector económico en el territorio y, a continuación, inicie las investigaciones pertinentes a aquellos que evidencien mayores señales de fraude y no hayan presentado declaraciones complementarias», apuntan los técnicos de Hacienda.

Ante esta situación, el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, afirma que «una buena parte de la explicación de este comportamiento tan dispar entre los ingresos declarados por asalariados, pensionistas y autónomos reside en los altos niveles de fraude fiscal, cuyas cifras evidencian que la Agencia Tributaria es poco eficaz en la lucha contra la evasión y la economía sumergida».

Las acusaciones veladas de fraude han levantado ampollas entre los empleados por cuenta propia, un colectivo que, pese a las reiteradas promesas del Gobierno, no acaba de ver satisfecha su principal demanda: un nuevo marco fiscal que les permita cotizar por ingresos reales.

Galicia cuenta en estos momentos con casi 211.000 afiliados al régimen de autónomos. El 80 % de ellos cotizan por la base mínima (con una cuota de 283 euros al mes). Entre enero y mayo se han contabilizado 14.370 altas (incentivadas con la tarifa plana de 60 euros durante dos años), pero también 14.947 bajas, lo que equivale a la pérdida de 577 negocios.

«Hay rentas bajas porque miles de negocios no dan para más», afirman los autoempleados

Los trabajadores autónomos están cansados de que Hacienda ponga siempre el foco sobre este colectivo en busca de comportamientos de fraude. El informe de Gestha ha sentado especialmente mal por cargar contra el colectivo más débil, de forma generalizada. «Una vez más, Hacienda presupone que los autónomos seguimos siendo un colectivo defraudador, cuando la realidad es que miles de autónomos no han superado la crisis», afirma el secretario general de UPTA, Eduardo Abad. «Hay rentas bajas, porque miles de autónomos tienen bajos ingresos, porque los negocios no dan para más. Y hacemos un acto de responsabilidad pagando a nuestros trabajadores el salario mínimo que marca la ley. Pero, desgraciadamente, nos siguen poniendo en el centro de la diana», manifiesta Abad.

Lorenzo Amor, presidente de ATA, la otra gran organización de autónomos, lamentó el tono y lo que entiende como una falta de sensibilidad de los subinspectores hacia el gran colectivo de trabajadores autónomos. «Que se generalice no es bueno ni productivo para la imagen de quienes se la juegan todos los días en este país, y crean empleo», afirmó Amor, quien llamó la atención sobre las contradicciones del informe de Gestha con uno reciente del ministerio. «El informe de Hacienda reconoce que el esfuerzo fiscal de los autónomos es superior al esfuerzo fiscal que realizan los asalariados en este país», aseguró el presidente de ATA.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

Hacienda pone el ojo en los autónomos que declaran menos de mil euros al mes