El turismo y el consumo, claves de la resistencia española a la guerra comercial

Organismos económicos nacionales e internacionales revisan al alza las previsiones de crecimiento para el 2019

Turistas en la plaza de Obradoiro protegiéndose del sol
Turistas en la plaza de Obradoiro protegiéndose del sol

madrid / colpisa

Una guerra comercial entre las dos mayores potencias mundiales. Las amenazas de Donald Trump sobre la imposición de aranceles a productos básicos para las exportaciones europeas como los automóviles. Una salida de Reino Unido de la UE a las puertas aún sin saber si será por las buenas o por las malas. Y, en el ámbito local, un clima político de incertidumbre con la convocatoria de tres elecciones generales en solo cuatro años. Este es el contexto sobre el que se sustenta el crecimiento de la economía española, por extraño que parezca. Organismos económicos nacionales e internacionales han revisado al alza sus previsiones de crecimiento para España en el 2019 y mantienen las del 2020. Desde el gabinete de estudios de BBVA (2,3 % del PIB para este año), pasando por la Comisión Europea (2,3 %) o el Banco de España (2,4 %) y el Fondo Monetario Internacional (2,3%). Este optimismo ha llevado al Gobierno en funciones a anunciar que «revisarán al alza» las previsiones macroeconómicas anunciadas en abril, que situaban el crecimiento del PIB en el 2,2 %.

El Banco de España se asegura que la economía española «resiste» mejor la desaceleración mundial por su «idiosincrasia». ¿Qué características propias de España que hacen que esté resistiendo contra viento y marea? Los expertos apuntan a que la demanda interna está siendo el empuje fundamental del crecimiento económico. El consumo de los hogares está compensando otras malas cifras como la caída de las exportaciones debido al mal contexto internacional. Pero España no se mantiene solo por el consumo de sus habitantes. El turismo sigue siendo una clave fundamental de la economía. El profesor de Economía de Esade Robert Tornabell explica a este periódico que en los últimos meses ha aumentado el turismo extranjero, lo que se observa en el mayor número de cruceros que atracan en los puertos españoles. Además, las aerolíneas Lufthansa y British Airways acaban de anunciar que anulan sus vuelos a Egipto por motivos de seguridad, lo que se añade a la inseguridad de Túnez y Argelia y rebota en más turismo para España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El turismo y el consumo, claves de la resistencia española a la guerra comercial