El Santander ganó 3.231 millones hasta junio, un 14 % menos, por el coste del ERE del Popular

Excluyendo la dotación de las reestructuraciones, el beneficio del banco retrocedió solo dos décimas


MADRID

El Banco Santander ganó 3.231 millones de euros en el primer semestre del año, un 14 % menos que en el mismo período del ejercicio anterior, debido a los costes de reestructuración (814 millones de dotación), principalmente el ERE del Popular (600 millones y la salida de 3.223 empleados) y otros cargos en el Reino Unido.

Excluidos estos extraordinarios, el beneficio ordinario del grupo hasta junio se elevó a 4.045 millones de euros, apenas dos décimas menos que un año atrás que, sin embargo, suponen un crecimiento del 2 % en euros constantes, es decir, eliminando el impacto de los tipos de cambio, según informó la entidad, que también destaca que el resultado del segundo trimestre -2.097 millones de euros, un 5 % más- es «el mayor beneficio ordinario trimestral desde el 2011 (un 7 % más en euros constantes), impulsado por el fuerte crecimiento del crédito en Latinoamérica, una mejora continua de la rentabilidad en Norteamérica, así como la reducción de los costes en Europa».

El banco que preside Ana Botín mejoró en todos los márgenes de su cuenta de resultados en la primera mitad del año: el de intereses se elevó un 4 % (6 % en euros constantes), hasta los  17.636 millones de euros, mientras que el crédito y los recursos de clientes lo hicieron un 4 % y un 6 % respectivamente en euros constantes. También continuó mejorando la calidad crediticia, ya que la tasa de mora cayó 11 puntos básicos en el trimestre, hasta el 3,51 %, y el coste del crédito (lo que el banco provisiona cuando concede un préstamo) se mantuvo estable en el 0,98 %.

Entre abril y junio, el número de clientes del banco creció en un millón, con lo que el Santander atiende ya a 142 millones de personas, «más que cualquier otra entidad de Europa y América», destacan. Asimismo, los clientes vinculados (los que la tienen como entidad financiera principal), se elevó un 10 % en los últimos doce meses, hasta los 20,6 millones.

En lo que respecta a la contribución territorializada a los beneficios del grupo, los negocios en Europa suponen el 45 % del total, mientras que Sudamética contribuye con el 38 % y Norteamérica con el 17 %. Brasil, con el 29 % del total, es el mercado que más aporta (1.673 millones, un 12,7 % más), seguido de España, con el 13 % (frisa los 700 millones, un 5 % más).

La junta aprueba una ampliación de capital para comprar la filial mexicana

Además de la presentación de los resultados trimestrales, el banco ha celebrado este martes en Santander una junta extraordinaria de accionistas, en la que se ha aprobado una ampliación de capital de hasta 2.560 millones de euros para comprar el 24,95 % del capital de la filial mexicana que está en manos de accionistas minoritarios. Botín explicó en la junta que dicha operación, con una prima del 14 % sobre la cotización del día anterior a la presentación, permitirá a la entidad acelerar su expansión en los mercados con mayor crecimiento, como Latinoamérica. 

«Creemos que la economía de México es atractiva y es una de las economías de mayor potencial de Latinoamérica. Ofrece una rentabilidad promedio superior a la de otras geografías y tiene un sector financiero con un fuerte potencial debido a la baja penetración bancaria en el país», destacó, subrayando que la operación es «financieramente atractiva» tanto para los accionistas de Santander México, cuya contraprestación en acciones del grupo les permitirá seguir beneficiándose de la inversión de México a la vez que participan de «la fortaleza y diversificación» de Banco Santander, como a los accionistas del Santander, porque la operación «acelera el crecimiento» de la inversión en Latinoamérica y la capacidad de crecimiento futuro..

 Batalla frente a Orcel

También en la junta el secretario general de la entidad, Jaime Pérez Renovales, aseguró que el banco defenderá «con toda contundencia» ante los tribunales que la decisión de dar marcha atrás en la contratación del financiero italiano Andrea Orcel como consejero delegado fue «la mejor».

«No se dieron las condiciones necesarias para que el nombramiento y la contratación (de Orcel) fueran efectivas», explicó el secretario, en respuesta a uno de los accionistas que intervino en la junta. La decisión del banco, «aunque difícil, fue la mejor para el grupo y sus accionistas», insistió, destacando que «ya se han dado las explicaciones necesarias y ha actuado con total transparencia».

Cabe recordar que el banco anunció en septiembre del pasado año el fichaje del banquero italiano como número dos de Botín, pero renunció a ello el pasado 15 de enero, por considerar inasumible la compensación de 55 millones de euros por abandonar su puesto en la entidad suiza UBS. Orcel acaba de recurrir a los tribunales, donde le exige al Santander una compensación superior a los 100 millones. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Santander ganó 3.231 millones hasta junio, un 14 % menos, por el coste del ERE del Popular