El BCE se plantea retocar el sacrosanto mandato de domar la inflación en el entorno del 2 %

El objetivo es poder seguir aplicando estímulos, sin tener que preocuparse de los precios


redacción / la voz

Cierto es que con Mario Draghi al frente el BCE ha llegado muy lejos. Tanto como nunca imaginaron quienes lo idearon. No se hubieran atrevido ni siquiera a soñarlo. Bajo la batuta del italiano, el guardián del euro ha derribado grandes tabúes. Como el de que no podía, de ninguna de las maneras, comprar deuda de los Estados. Lo hizo durante casi cuatro años. Y solo en bonos españoles se gastó unos 260.000 euros.

Todo en el nombre del mandato que se le encomendó al nacer: «El objetivo del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo es mantener la inflación en un nivel inferior, aunque próximo, al 2% a medio plazo». Es el clavo al que se ha agarrado Draghi todos estos años para, contra viento y marea, aplicar medidas sin precedentes, con los tipos de interés al 0 % y compras de bonos que han triplicado el balance hasta los 4,5 billones de euros.

Pues bien, ese sacrosanto mandato puede que tenga los días contados. Todavía es solo una idea. Pero, según la agencia Bloomberg, la biblia de los mercados, el equipo de Draghi está analizando flexibilizar ese objetivo de «cerca, pero por debajo del 2 %». Todo para poder seguir aplicando estímulos, sin tener que preocuparse de que los precios superen ese listón. Por si las moscas de la recesión. Y todo ello a escasos meses del fin de la era Draghi y el desembarco de Lagarde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El BCE se plantea retocar el sacrosanto mandato de domar la inflación en el entorno del 2 %