Los sindicatos alemanes reclaman el derecho a la siesta cuando llegue una ola de calor

Mantienen que las altas temperaturas suponen una sobrecarga de trabajo


redacción / la voz

La siesta, esa costumbre tan española, gana adeptos por doquier. Mucho antes de que las voces que advierten -con escaso éxito, por cierto- del nocivo y devastador impacto del cambio climático sobre el planeta, y de sus bochornosos efectos, las calles de los pueblos patrios ya se vaciaban a mediodía, cuando sus habitantes huían del calor para disfrutar de la más que saludable siesta.

A medida que la temperatura media de la Tierra aumenta, se incrementa también el número de fans de las cabezadas que siguen a la sobremesa. Los últimos en reclamar ese derecho: los todopoderosos sindicatos germanos. Y es que la Confederación de Sindicatos Alemanes (DGB) ha pedido a la patronal que autorice unos descansos más prolongados a mediodía cuando el país se vea azotado por una ola de calor como la que se sufrieron en sus carnes hace dos semanas, que dejó registros inéditos en los termómetros del Estado centroeuropeo.

Las altas temperaturas suponen una sobrecarga física para los trabajadores, explicaba una de las dirigentes de la DGB, Annelie Buntenbach, en declaraciones publicadas este sábado por el periódico Saarbruecker Zeitung.

«Los países del sur lo tienen. Cuando hay ola de calor en Alemania, necesitamos la siesta», afirmaba contundente Buntenbach. Esa siesta se diferencia del descanso de mediodía en que sería «un período más largo». «Ayudaría disponer de estancias de relajación donde, por ejemplo, pudieran cerrar los ojos durante una hora», aclaró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los sindicatos alemanes reclaman el derecho a la siesta cuando llegue una ola de calor