Galicia se cuela, con A Toxa, entre los destinos más caros de la costa española

Alquilar un piso en ese espacio cuesta la friolera de 1.800 euros la semana


redacción / la voz

Galicia ya se codea con los destinos turísticos más elitistas de España. El precio de los alquileres de costa lo confirma, según el estudio de Tecnitasa que acaba de actualizar las tarifas de lo que costará este verano arrendar un apartamento en la playa. La inestabilidad atmosférica, que tantos quebraderos de cabeza originaba en el pasado al sector hostelero gallego por la incapacidad de articular unas previsiones de ocupación concluyentes, ya no es un hándicap. Más bien al contrario. Las Rías Baixas se mantienen desde hace décadas como el rincón gallego vacacional por excelencia. Pero entonces, cuando en el resto de Galicia, el turismo se reducía a recibir a los familiares que residían fuera de la comunidad, A Toxa ya acogía el veraneo de las familias más adineradas y de alcurnia del país. De aquellas llamas quedan sus rescoldos. Porque un año más, alquilar un piso en ese espacio que apenas sobrepasa el kilómetro cuadrado de superficie cuesta la friolera de 1.800 euros la semana, entre los más caros de España, solo superado por Puerto Banús (Málaga) que alcanza el precio, 2.600 euros.

La isla ha recuperado su encanto, tras los años de crisis, y pasar unos días de relax en este balcón privilegiado de la ría de Arousa cuesta tanto como hacerlo en el puerto de Ibiza. Incluso un poco más, pues Tecnitasa marca la misma tarifa para un piso de 90 metros cuadrados en A Toxa que uno de 100 en la isla pitiusa.

De acuerdo con los datos de esta sociedad de tasación, alquilar en primera línea de playa en cualquier punto de la costa española cuesta casi lo mismo que el año pasado. Una subida inapreciable del 0,6 %, unos 5 euros de incremento medio.

Pero las diferencias las marcan los destinos turísticos más arraigados. En el chequeo por comunidades autónomas, las zonas de sol y playa registran los precios más elevados y únicamente las regiones del norte conservan opciones más asequibles para el bolsillo. De hecho, Cantabria y Asturias tiene una oferta de alquileres de precios máximos y mínimos muy aproximados.

Galicia es una autonomía de contrastes. La costa de Pontevedra es la más cara del litoral gallego con A Toxa y Sanxenxo que rozan la exclusividad. De hecho, encontrar un apartamento en esa franja por debajo de los 800 euros es toda una ganga. Pero la costa de Lugo, en todo el área de Viveiro, ha comenzado ha colarse en la lista de los lugares de interés para pasar las vacaciones de verano. A título ilustrativo, alquilar un piso en Covas se acerca a los 500 euros, casi 300 más que en la playa de O Vicedo. Oleiros, Cedeira y Ortigueira también crecen en rédito turístico, a juicio de los precios que incorpora Tecnitasa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galicia se cuela, con A Toxa, entre los destinos más caros de la costa española