La Xunta tiene ya dos ofertas por su «piso ganga» en Ferrol, que saldrá de nuevo a subasta

Facenda confía en que habrá más interesados cuando se convoque la puja


Redacción / La Voz

A la cuarta irá la vencida. Tras tres subastas fallidas, la Xunta tiene ya pretendientes para el piso que heredó en el barrio ferrolano de Caranza y que lleva más de dos años intentando vender. Después de que la noticia fuese publicada en La Voz, en la Consellería de Facenda recibieron más de 500 llamadas interesándose por el inmueble, lo que obligó a improvisar una jornada de puertas abiertas en las que cerca de medio centenar de curiosos se acercaron a comprobar el estado del piso.

Pese a la brevedad del plazo (las visitas fueron un viernes y el lunes cerraba el plazo para presentar ofertas), se registraron dos propuestas económicas, ambas en el entorno del precio mínimo (18.649,05 euros), que ahora se están comprobando para ver si cumplen todos los requisitos. Desde la Consellería entienden que puede haber más interesados, que habrían preferido no presentar oferta (ya que esto obligaba a ingresar el 25 % del importe en concepto de aval) y esperar a hacer su puja en el proceso de subasta que se abrirá en los próximos meses (habrá convocatoria oficial y pública, con la fecha y lugar de la misma) y cuyo precio de salida será el de la oferta presentada en la fase anterior.

El piso ganga al que la Xunta no le encuentra comprador

G. Lemos

Tras tres subastas frustradas, Facenda acepta ofertas por un inmueble en el barrio ferrolano de Caranza

No es lo habitual, porque a la hora de heredar siempre salen familiares hasta debajo de las piedras, pero hay casos en los que, por ausencia de parientes, o porque estos se desentienden del legado, este acaba gestionado por la Administración, que debe destinar los fondos que obtenga a fines sociales o culturales.

Aunque, a veces, el regalo sale envenenado. Que se lo pregunten si no a los técnicos de la Consellería de Facenda, que desde hace más de dos años intentan, sin éxito, encontrar comprador para una vivienda que recibió dentro de una de esas herencias. Se trata, en concreto, de un piso en el barrio ferrolano de Caranza, que el año pasado salió tres veces a subasta. En las tres la puja quedó desierta. Y eso a pesar de que, en la última, el precio de salida era de solo 30.533 euros.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta tiene ya dos ofertas por su «piso ganga» en Ferrol, que saldrá de nuevo a subasta