El Banco de España vuelve a la carga: el alza del SMI lastrará el empleo

Insiste en que el incremento hasta 900 euros «terminará teniendo un impacto negativo»


Redacción

Las críticas no han hecho mella en el Banco de España. Ni la más mínima. Después de que la la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, exigiera el pasado lunes a la entidad que enmendase sus sus malos augurios sobre los efectos de la subida del salario mínimo en el empleo, exigiéndole incluso que pidiese perdón, el supervisor volvió este viernes a la carga por boca de Óscar Arce, su director general de Economía.

Este insistió en que el incremento hasta 900 euros «terminará teniendo un impacto negativo en el empleo». Aunque, eso sí, concedió que hay un «elevado grado de incertidumbre» al respecto y que todavía es pronto para realizar un cálculo «riguroso» sobre el efecto preciso, que no se tendrá hasta el verano de 2020, y que, en cualquier caso, «no hay ninguna metodología infalible». «No hemos variado sustancialmente nuestra visión del análisis que hicimos en febrero, pensamos que sigue siendo válido, lo actualizaremos con la muestra continua de vidas laborales», añadió; para defender después que ese estudio, que estimaba en 125.000 los puestos de trabajo que se destruirían, ha pasado «rigurosos filtros de calidad científica».

Fuego cruzado por el salario mínimo

Gabriel Lemos

Los sindicatos, que denuncian malas artes de las empresas para no aplicar la subida, defienden que hay margen para elevarlo otro 29 %; la patronal reclama «diálogo social»

Cuando el debate sobre la subida del salario mínimo estaba adormecido, enterrado bajo las buenas cifras de afiliación de los últimos meses, las palabras de la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, que el lunes exigió al Banco de España que rectificase sus malos augurios sobre los efectos de la medida, han vuelto a reavivar la polémica.

Al costado del Gobierno se han posicionado, como era de esperar, los sindicatos. El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, presentó este miércoles un informe en el que la central defiende que la subida del SMI en un 22 %, que entró en vigor en enero, no solo no destruirá empleo (125.000 calculaba el supervisor) sino que podría estimular la contratación. Argumentan que el elevado impacto en la nómina (hasta 191 euros adicionales al mes, en los sueldos más modestos), multiplicado por los más de 1,2 millones de potenciales beneficiarios, elevará la masa salarial en cerca de 2.000 millones de euros (1.959, en concreto). De esa cuantía hay que descontar los 521 millones que se llevará la Seguridad Social por las cotizaciones. Pero los otros 1.438 los ingresarán las familias, y los autores del estudio esperan que se destinen casi íntegramente al consumo, ya que los trabajadores con salarios más bajos tienen escaso margen de ahorro.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Banco de España vuelve a la carga: el alza del SMI lastrará el empleo