El comité de Ferroatlántica alegará contra la venta de la empresa en defensa del empleo

Los sindicatos evitan la ruptura entre ellos y buscan asesoramiento para ver si la operación es legal

Instalaciones de Ferroatlántica en Cee
Instalaciones de Ferroatlántica en Cee

cee / la voz

El comité de empresa de Ferroatlántica en el complejo industrial que conforman las fábricas de Cee y Dumbría y las centrales hidroeléctricas se reunió ayer para aplacar la imagen de división interna que ofrecieron en el encuentro con la compañía del martes y para buscar asesoramiento legal sobre si la compra de las centrales y de las plantas por parte del fondo norteamericano TPG, a cambio de 170 millones de euros, es o no legal.

Entre la postura de la CIG (6 representantes de 13), que habla de una segregación encubierta y una operación especulativa, y la de la CGT (4), que valora positivamente los ofrecimientos de la empresa, tiraron por la calle de en medio. Hoy por la mañana se reúnen en asamblea los trabajadores y por la tarde el comité lo hará con los abogados, para ver cómo presentan sus alegaciones en el momento en el que la compañía presente oficialmente la operación de venta en la Xunta.

De ahí que el presidente del comité, Santiago Paz, uno de los tres independientes desde que abandonaron UGT y CC.OO. a raíz del anterior intento de venta, incidiese en la intención que tienen de «achegar posturas» internamente y esperar a que la propuesta esté en la Xunta. Será entonces cuando presenten sus alegaciones «en defensa dos postos de traballo».

No hay, por tanto, una decisión formal sobre si oponerse frontalmente a la operación o si, aún aceptándola como inevitable dentro de la grave crisis que vive Ferroglobe, lo que cabe es exigir las máximas garantías de mantenimiento del empleo y la actividad industrial.

A la CIG, según explicó su portavoz, Alfonso Mouzo, le genera muchas dudas la oferta de la empresa porque, por ejemplo, habla de suspender el ERE temporal hasta final de año, cuando ya no se está aplicando, y no de retirarlo definitivamente, cuando desde su sindicato entienden que, si cambia la empresa, cambian las condiciones y decaería por sí mismo. Tampoco cree que 14 millones en cinco años sea plan alguno de inversiones. En cualquier caso, Mouzo recalca que lo que les permitió parar la segregación de las centrales hidráulicas y las fábricas fue «estar unidos» y espera que esa unidad no se rompa.

Por su parte, Juan Villar (CGT, el que ve con mejores ojos las condiciones ofertadas), se limita a decir que hay que buscar la mejor solución y que debe ser la Xunta la que vele por la legalidad y por los casi 300 puestos de trabajo directos en juego.

294

Trabajadores

La plantilla formada por las dos plantas y las centrales eléctricas es de 294 empleados

14 millones de €

Inversiones

El comprador ofrece invertir en las fábricas de Cee y Dumbría 14 millones en cinco años

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comité de Ferroatlántica alegará contra la venta de la empresa en defensa del empleo