Deliveroo insiste en que sus «riders» eligen «cuándo, cuánto y con quién trabajan»

Diez repartidores denuncian a la empresa de reparto para exigir que se les reconozca como trabajadores de la compañía y no como autónomos


redacción / la voz

A la compañía británica de entrega rápida de comida Deliveroo se le ha abierto un nuevo frente. Acusada por la Seguridad Social de utilizar a «falsos autónomos» como repartidores (La Tesorería General le reclama las cotizaciones de medio millar de trabajadores), ahora diez de sus exriders han llevado a juicio a la plataforma para exigir que se les reconozca como trabajadores de la empresa y no como autónomos, de forma que el cese de su colaboración con la firma sea considerado, por tanto, como despido.

Los denunciantes, algunos de los cuales constituyeron la plataforma Riders x Derechos, terminaron su vinculación laboral con Deliveroo en verano del 2017, tras liderar las protestas para exigir mejoras en las condiciones de trabajo. Su abogado Nacho Parra sostiene que «la extinción debería ser nula en tanto que fue una represalia».

Sin embargo, desde la empresa entienden que todos los riders son colaboradores autónomos, porque «esta condición es precisamente la que les permite tener la flexibilidad que quieren», asegura su directora de comunicación, Carolina Pérez, que asegura que «ellos eligen cuándo, cuánto y con quién quieren trabajar», puesto que si se les reclasificase y fueran considerados trabajadores de la empresa «perderían estos beneficios».

Los trabajadores de Uber o Deliveroo tendrán derecho a conocer sus horarios

El objetivo de la normativa aprobada por el Parlamento Europeo, y que recoge unos derechos mínimos laborales para este colectivo, será evitar abusos por parte de los empresarios

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este martes la normativa que extiende una serie de derechos mínimos laborales a trabajadores con contratos de muy corta duración o a tiempo parcial, así como a empleos llamados «no convencionales», como aquellos a demanda o de plataformas en línea como Uber y Deliveroo.

Los eurodiputados han dado su visto bueno con 466 votos a favor, 145 en contra y 37 abstenciones al acuerdo preliminar alcanzado con los Estados miembros, que ahora tendrán un plazo de tres años para aplicar las nuevas reglas.

En concreto, la normativa obliga a las empresa a informar a sus trabajadores el primer día como norma general, y de forma excepcional dentro de los primeros siete días, de las características fundamentales del contrato, entre ellas la descripción de las tareas, la fecha de incorporación, la duración, el salario y el horario.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Deliveroo insiste en que sus «riders» eligen «cuándo, cuánto y con quién trabajan»