¿Empleo estable y bien remunerado? Hazte frigorista y no pasarás «frío»

En el CIFP de Ribeira no se cubren las plazas pero «las empresas nos quitan los alumnos de las manos»


Redacción / La Voz

No se encuentra entre las categorías de perfiles con más contratos firmados en abril pero eso no significa que no haya demanda. De hecho, la hay. Y mucha. «Ahora mismo tengo cinco o seis ofertas encima de la mesa, de empresas que quieren contratar y nada, no les puedo ofrecer a nadie», se lamenta el director del Centro Integrado de Formación Profesional de Coroso, Antonio Manuel Teira.

Más allá de las aulas, la patronal admite la dificultad de encontrar mano de obra cualificada en el ámbito de la refrigeración. Según el análisis de las actividades económicas más dinámicas que realiza de forma periódica el Ministerio de Trabajo, actores, mozos de almacén y empleados públicos se llevaron la palma en abril. Ni rastro de un sector, el de la refrigeración, que da empleo a 22.000 personas y que factura cada año más de 5.000 millones de euros. Su crecimiento es constante y progresivo. Un 7 % en el 2016, un 14 % al año siguiente, y un 15 % en el 2018. Entonces, ¿Por qué no se lanzan los jóvenes a los ciclos de FP de frío y climatización?

En parte, ese vacío se debe al «desconocimiento» por parte de la sociedad de las salidas profesionales que hay. El presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Frío y sus Tecnologías (Aefyt), Roberto Solsona, asegura que la situación llega hasta el punto de que este déficit de mano de obra está suponiendo «un freno» al desarrollo de las empresas que se dedican a esta actividad. «Les cuesta mucho tiempo y esfuerzo cubrir estos puestos de trabajo debido a la escasez de técnicos en el sector», explica, a la vez que defiende que se trata de puestos «estables y bien remunerados».  

Desconocimiento

Una apreciación que comparten en Cofrico, una compañía nacida en Burela y una de las principales instaladoras y mantenedoras del país. «Creo que la falta de conocimiento es una de las principales causas del desfase entre oferta y demanda», explica desde su departamento de recursos humanos Montse Campos Seijo. «Encontrar perfiles de oficios (en general) es mucho más difícil. Hay pocos alumnos en estos ciclos formativos y los que finalizan los estudios salen todos con trabajo. En cuanto a titulaciones superiores especializadas en refrigeración industrial, casi no hay. Aquí los formamos y les ofrecemos carreras profesionales», puntualiza.

Los centros de FP son una de las vías de reclutamiento de las empresas. En el CIFP Coroso, en Ribeira, las plazas que se ofertan cada año superan siempre a las que se acaban cubriendo. «Cada año sacamos veintidós plazas y no se llenan», comenta Teira, que reconoce no saber muy bien el motivo de tan escasa acogida. «Es paradójico porque hay muchísima demanda de técnicos frigoristas en el mercado de trabajo. Pero a veces la gente apuesta más por formarse en lo que le gusta que en algo verdaderamente útil», apunta. También influye, dice, el factor comodidad. «El taller, la fábrica o el andamio echan para atrás».

Este curso, doce alumnos estudian el ciclo medio de instalaciones frigoríficas y de climatización, a los que hay que unir otros ocho de la oferta modular (gente que trabaja y que completa la formación en tres años, en lugar de dos). «Además, hemos sacado un curso para parados que ha tenido mucho éxito», añade el director del CIFP Coroso.

Salidas profesionales

«De la FP procede gente para crear cantera de futuros profesionales altamente cualificados», añaden desde Cofrico. «Para contratar a alguien que ya tenga experiencia, captamos directamente a trabajadores en activo, principalmente a través de las redes sociales y contactos. No suele haber paro en el perfil de frigorista o ingeniero de diseño de instalaciones, o como comercial de refrigeración», afirma Campos Seijo. Con trabajo, constancia y tesón, consiguen cubrir sus necesidades de personal en las 18 delegaciones y puntos de servicio con los que cuentan a nivel nacional. «Todo el personal es 100 % propio. Intentamos contratar personal local, pero muchas personas están dispuestas a un cambio de residencia, por lo que, si es necesario, se seleccionan personas de otras zonas geográficas».

¿Y qué perfiles necesita la industria? «Más del 80 % de nuestra plantilla es técnica -aseguran en Cofrico-, principalmente precisamos frigoristas, comerciales con conocimientos del sector e ingenieros de diseño de instalaciones de refrigeración industrial con experiencia, para refrigeración alimentaria e industrial (CO2 y NH3) y en menor medida, aunque no menos importante, en climatización y hostelería».

El abanico de posibilidades de colocación es muy amplio. «Desde las cámaras de congelación de la industria, pasando por las instalaciones de supermercados o pequeños comercios, hasta quien termina en el mundo del servicio técnico», precisa Teira. «Tiene muchísimas salidas y no está mal pagado. Un técnico que empieza puede andar por los 1.200 euros, y si eres oficial de primera puedes ganar 1.500, horas aparte».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

¿Empleo estable y bien remunerado? Hazte frigorista y no pasarás «frío»