Ellos van al mercado por ti... y tú puedes ver en directo lo que compras

La compra en streaming ya es una realidad en Galicia. La empresa coruñesa Kibus contacta por videollamada con el cliente para que éste pueda ver y elegir a distancia pero como si estuviese en el punto de venta

Recogida del pedido en el mercado, transporte y entrega a domicilio, o en la oficina
Recogida del pedido en el mercado, transporte y entrega a domicilio, o en la oficina

redacción / la voz

A punto de cumplir dos meses, Kibus (cuyo nombre viene del latín cibus, alimento) se está haciendo un hueco en la despensa de los coruñeses. Este servicio de venta on line de productos frescos y de kilómetro cero, ?en su web se presentan como «riquiños y cercanos», ofrece la posibilidad de comprar en streaming, y ahí radica la novedad respecto a otras iniciativas similares que ya existen en el mercado.

A través de una videollamada, el cliente puede establecer contacto visual directo con la mercancía y elegir qué quiere exactamente. «Es una manera de romper la barrera del temor a comprar algo sin verlo, sin comprobar su verdadero grado de frescura. Hasta puedes pedirle al comerciante que te enseñe más de cerca el producto», explica su gerente Edu Sanjurjo, empresario del sector de la logística que quiso dar un paso más en su negocio. «Yo me dedico a proporcionar tranporte a empresas del sector retail. Y siempre me pareció un reto ambicioso intentar dar un servicio directo al cliente final».

Existe también la opción más ‘tradicional’ de compra, aunque enriquecida con servicios añadidos y personalizados. El cliente puede entrar en la web, hacer su pedido en la galería de productos de cada puesto (en la que se incluyen sugerencias diarias), indicar la cantidad y la presentación (en el caso de determinados pescados, si lo quiere en rodajas, fileteado, con o sin cabeza, limpio y entero...), e incluso escribirle algún tipo de indicación al placero. El paso siguiente será añadirlo a la cesta, y los kibusos (los particulares personal shopper de esta empresa) se encargarán de preparar el pedido y llevarlo al destino, en horario de diez de la mañana a nueve de la noche. «Aunque el puesto esté cerrado por la tarde, el cliente puede hacer igualmente el pedido y nosotros se lo acercamos al día siguiente. Si se produce alguna variación de precio en lonja, le informamos», puntualizan desde Kibus.

Su zona de actuación es A Coruña pero les están llegando pedidos del área metropolitana. «La idea es ir afianzando el negocio y ampliar horizontes geográficos». En la medida de lo posible, procuran hacer las entregas en bicicleta, o a pie. Y evitar el uso del plástico. «Va en bolsas de papel, y todo a su vez, en una caja de cartón».

Jubilados entre sus clientes

«El mundo de la alimentación es quizás el que menos penetración tiene dentro del e-commerce. Los mercados de abastos necesitan reinventarse para adaptarse a los nuevos horarios y necesidades de los clientes», dice Sanjurjo, que reconoce que sus partners, los propios placeros, «llevaban tiempo pidiendo algo así». Curiosamente, la gente sin tiempo -ese bien tan preciado como escaso-, no es su target mayoritario. «Creíamos que iban a ser jóvenes trabajadores que quieren comer bien y sano pero nos ha sorprendido muchísimo la cantidad de jubilados y jubiladas que nos eligen por la comodidad de no cargar con peso, por ejemplo», confiesa Edu, que destaca la enorme fidelidad de su público. «El 80 % de los pedidos proceden de clientes habituales». El importe medio de la compra ha crecido desde una horquilla inicial de entre 25 y 30 euros hasta los 50 ó 55. «Hay quien se va incluso hasta los noventa o cien, porque aprovechan para hacer la compra de la semana». Entre lo que más abunda en la cesta de la compra de Kibus, la fruta y la verdura. «Y los frutos secos también funcionan muy bien».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ellos van al mercado por ti... y tú puedes ver en directo lo que compras