Galicia amarra 5 de 19 cruceros de lujo firmados en el mundo en el último año

The Ritz Carlton elogia la calidad del naval gallego, pero silencia su entrada en Barreras, que opta a un tercer buque


vigo / la voz

El naval es un sector cíclico e inestable por naturaleza, y lo es todavía más en Galicia, en donde hacía más de una década que no se daba un pico de actividad como el registrado en el presente ejercicio, con 31 buques en cartera (más del 51 % de los pedidos del sector en España).

Pero no es tanto la cantidad como la calidad lo que importa a los astilleros privados, concentrados en torno a las rías de Vigo y Pontevedra, que este miércoles analizaron su papel cada vez más destacado en el hasta ahora inédito en Galicia segmento de los cruceros de lujo.

Vayan por delante unos datos del reciente informe Cruise Ship Orderbook (a mayo del 2019) elaborado por la sociedad de clasificación Clarkson, y que atribuye a astilleros gallegos 5 de las 19 nuevas órdenes de construcción firmadas en el mundo en el plazo de poco más de un año, desde febrero del 2018. Dice Clarkson que hay 120 buques en la cartera mundial de pedidos de cruceros hasta el 2027. «Para entonces habrá 13 gradas navieras dedicadas a operar este tipo de embarcaciones de lujo» dice la consultora.  

Los representantes del naval que hablaron de este gran nicho de negocio en Vigo, aseguran que la clave del éxito gallego está en la capacidad de adaptación de los astilleros a un segmento de gran demanda mundial como el de los buques de pasaje premium, en el que Galicia ha entrado por la puerta grande. 

Douglas Phrotero, consejero delegado de The Ritz Carlton, en la Estación Marítima de Vigo, este miércoles
Douglas Phrotero, consejero delegado de The Ritz Carlton, en la Estación Marítima de Vigo, este miércoles

En junio del 2017, el astillero vigués Hijos de J. Barreras ganó el primer contrato (se firmó en el 2018) para construir un crucero de lujo, para el grupo Ritz-Carlton. Todo el sector coincidió entonces en que el proyecto suponía una oportunidad para la entrada del naval gallego en un nuevo mercado que, en estos momentos, es el segmento estrella por su elevada demanda. Desde entonces, el sector ha incorporado 4 nuevos pedidos: uno más de The Ritz Carlton, para Barreras; dos unidades de la naviera noruega Havila, también en Barreras; y al menos un minicrucero de lujo que la noruega Nordic Cruise Company (con sede en Oslo) da por adjudicado a Metalships, según Clarkson, aunque la firma aún no está plasmada.

«Es el momento de los cruceros, y más astilleros gallegos están negociando en estos momentos contratos en este segmento», manifestaron este miércoles fuentes del sector, en medio de los elogios dedicados por Douglas Prothero, director ejecutivo de The Ritz Carlton Yatch Collection, la división naviera del operador turístico estadounidense, que tiene un tercer buque preparado para adjudicar a Barreras. «Los cruceros son un segmento pequeño, pero que está creciendo muy rápido, y en el que la industria gallega del naval en su conjunto tiene capacidad para posicionarse», afirmó. 

Silencio sobre la compra

El ejecutivo elogió la calidad y el talento de los astilleros y de la industria auxiliar de Galicia, al apoyo institucional al sector y la implicación de las entidades financieras; pero, dicho esto, silenció las conversaciones que The Ritz Carlton mantiene con la petrolera Pemex para comprar el 50 % de Barreras, dando a entender «falta de interés» en la operación que avanzó este periódico. Sin embargo, la venta podría avanzar en el próximo consejo de administración de Barreras que se celebrará el 6 de junio.

Havila, en dificultades para pagar sus dos pedidos a Barreras   

Hijos de J. Barreras tiene en cartera dos buques de crucero para la naviera noruega Havila Shipping, por un valor conjunto de 300 millones de euros.

La primera de estas unidades ya está en proceso de construcción en las gradas del astillero vigués desde el pasado mes de enero, pero la situación financiera que ha dado a conocer la naviera, con una cuentas en rojo que siguen creciendo, empieza a preocupar en la factoría, según afirman fuentes de la industria auxiliar.

Havila Shipping ha declarado un millón de dólares de pérdidas al cierre del 2018, y la situación financiera ha empeorado en el primer trimestre de este año, según ha confirmado la propia compañía, que negocia con los bancos noruegos su refinanciación.

Fuentes no oficiales de la naviera aseguran que tan solo necesitan tiempo para enderezar la situación, y descartan la paralización de ninguno de sus proyectos en curso.

Havila Shipping cuenta con una flota de 23 buques y más de 30 años de experiencia en el suministro a plataformas, servicios de rescate y en el manejo de anclajes. En el 2017 decidió iniciar una nueva división de negocio, en este caso en el mundo de los cruceros, con el fin de realizar rutas por los fiordos. «Los barcos de Barreras tienen que estar navegando en el 2021», ha asegurado.

Los buques tendrán su base en el puerto de Bergen, con salidas diarias y viajes redondos de once días de duración, llegando hasta la ciudad de Kirkenes. Por el medio hay 34 escalas que garantizan las comunicaciones marítimas en la recortada costa del país y aseguran el tráfico de pasajeros, vehículos, carga y correo.  

Respaldo oficial

El contrato de estos buques está promovido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Noruega, lo que arroja tranquilidad, según asegura el sector gallego. El proyecto de los buques de Havila Kystruten, sociedad propiedad de la familia Saevik, corresponde al tipo mixto cruise ferri.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Galicia amarra 5 de 19 cruceros de lujo firmados en el mundo en el último año