El Supremo hace indefinida a una interina gallega que ocupó una vacante 20 años

Según el Tribunal, cubrir con personal interino un puesto en la Administración durante más de tres años y sin sacar la plaza a concurso, es fraudulento


Redacción / La Voz

Cubrir con personal interino un puesto en la Administración durante más de tres años, sin sacar la plaza a concurso, es fraudulento. Así lo entiende el Tribunal Supremo que, siguiendo ese criterio, ha dado la razón a una trabajadora pública de la Xunta que llevaba más de 20 años cubriendo una vacante en el centro de servicios sociales de Ribadavia, en el que ocupaba el puesto de directora.

El alto tribunal confirma la sentencia dictada por el Superior de Xustiza de Galicia, que entendía que «el contrato de interinidad suscrito por las partes desde el año 1995 es fraudulento dado el tiempo transcurrido sin la convocatoria del proceso selectivo para la cobertura de la vacante». Un plazo que no puede superar nunca los tres años.

Tras analizar el recurso presentado por la Xunta, el Supremo dictamina que, aunque la Administración tiene derecho a contratar a un temporal para sustituir a trabajadores con derecho a la reserva del puesto o hasta que se cubra una plaza, es «inadmisible» que se perpetúe la interinidad durante más de 20 años. No solo por el plazo en sí, sino porque en todo ese tiempo «brillan por su ausencia las actuaciones tendentes a lograr la definitiva cobertura de la plaza o a propiciar su amortización».

El Supremo condena también a la Xunta a pagar las costas del juicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Supremo hace indefinida a una interina gallega que ocupó una vacante 20 años