El Santander justifica su ERE por las exigencias del regulador y la mayor litigiosidad

La entidad pretende recortar 3.700 empleos y cerrar 1.150 oficinas


madrid / AGENCIAs

El aumento de la litigiosidad con los clientes, las exigencias del regulador, la digitalización o la irrupción de las financieras tecnológicas son algunas de las razones con las que el Santander explicó ayer a los sindicatos la necesidad de llevar adelante el expediente de regulación de empleo con el que quiere recortar 3.700 empleos y cerrar 1.150 oficinas.

Fue durante la tercera reunión que mantuvieron ambas partes sobre el ERE y que sirvió para despejar el calendario del ajuste. El próximo jueves 23 de mayo tendrá lugar el cuarto encuentro que, oficialmente, supone el inicio del período formal de negociación, que podrá extenderse hasta un máximo de 30 días según determina el Estatuto de los Trabajadores. De esta forma, tendrán que alcanzar un acuerdo antes de que finalice el mes de junio. En caso contrario, si no hay consenso, Santander comunicará a esas organizaciones su decisión final de despido colectivo y las condiciones. Desde el primer momento el banco ha mostrado su disposición a que se realice con bajas voluntarias y no forzosas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El Santander justifica su ERE por las exigencias del regulador y la mayor litigiosidad