De Sousa y la vieja dirección de Pescanova, a seis meses del juicio

Manoli Sío Dopeso
M. Sío Dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

Fernando Alvarado | efe

La quiebra de la pesquera tardará siete años en tener culpables

28 ene 2020 . Actualizado a las 20:37 h.

Siete años largos tardará la Justicia española en determinar quién tuvo la culpa de la quiebra del grupo Pescanova en el 2013. Tras una larga investigación judicial, dilatada por eternas comisiones rogatorias a paraísos fiscales, hace ya un año (en febrero del 2018) finalizó la instrucción del caso que tiene como principal acusado al expresidente de la compañía, Manuel Fernández de Sousa.

En enero de este año, la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la responsable de constituir el tribunal y fijar el calendario de señalamientos, designó al magistrado Eloy Velasco (conocido por su intervención en macrocausas como Púnica, Leza o el 11-M) como ponente de la causa. Y ahora, transcurridos ya seis años de la quiebra, la causa enfila la recta final con la celebración del juicio a finales de este año (finales de noviembre principios de diciembre), según avanzan fuentes de la investigación, que esperan el inminente señalamiento.

«Demasiado tiempo», dicen fuentes de la defensa de los propios encausados, «pero es lo habitual en este tipo de macrojuicios. Ahora estamos celebrando el de Bankia que empezó en el 2012», aclaran.