¡Ojo!, siete de cada diez borradores de Hacienda contienen errores

Las imprecisiones en los datos fiscales que pueda contener el borrador las pagará, en todo caso, el contribuyente, en forma de sanción


redacción / la voz

Como en tantos aspectos de la vida, las prisas son malas consejeras. No se lance a confirmar inmediatamente el borrador porque es muy probable que contenga «incorrecciones». Según datos del Colegio de Gestores Administrativos de Galicia, más del 70 % de los datos recabados por Hacienda presentan errores, o «simplemente están incompletos», que pueden acabar haciendo que los contribuyentes pagan de más o se expongan a sanciones e intereses de demora que pueden equivaler al 50 % de la multa (la cuantía de las mismas tiene distintos grados dependiendo del perjuicio que se cause a la Administración).

«Desde que se eliminó el papel, la gente ve el borrador en el móvil o en el ordenador y tiende a confirmar sin más», advierte la presidenta del Colegio, Pilar Otero, que añade que hay que tener claro que, aunque los datos fiscales sean facilitados por la Agencia Tributaria, «el responsable último es el ciudadano». Conclusión: ojo con lo que firmamos.

Y como suele pasar, al contrario, cuando se realiza un pago superior al que nos corresponde, Hacienda normalmente no notificará esa circunstancia, «motivo de más -explican los gestores- para mirar con lupa el resultado de la declaración que nos envían». 

Errores más comunes

¿En qué apartado debemos fijarnos más? Los errores o imprecisiones más habituales suelen darse en la consignación de los datos personales y familiares, como hijos a cargo o estado civil. «No indicar que se es familia numerosa -apunta Otero- puede hacer que perdamos hasta quinientos euros».

Otros 1.200 euros se pueden evaporar si no solicitamos con antelación la deducción por maternidad. «Está pasando mucho», alertan. 

Además, el Colegio de Gestores denuncia que el apartado de deducciones por discapacidad no está llegando «suficientemente depurado». En Galicia, los importes de deducción por familia numerosa se duplican cuando alguno de los cónyuges o descendientes a los que sea aplicable el mínimo familiar tiene un grado de discapacidad igual o superior al 65 %, y se fija en 500 u 800 euros según la categoría de familia numerosa. Cuando se trata de familias numerosas con personas con discapacidad que no alcancen dicho grado, entonces la deducción será de 250 euros en categoría general, y de 400 si es especial. Los contribuyentes con 65 o más años que tengan un grado de discapacidad igual o superior al 65 % y que precisen ayuda de terceras personas, pueden deducir el 10 % de los pagos, con un límite de 600 euros. 

Más deducciones

A la hora de tributar hay que tener en cuenta lo que se puede deducir también por cuotas sindicales, planes de pensiones, hipoteca por compra de vivienda habitual o alquiler. Y estar atentos a las deducciones autonómicas, con muchas especificidades. Este año, por ejemplo, se incluyen «las zonas afectadas por la ola de incendios forestales de octubre del 2017 o por la explosión de Tui». Tampoco hay que olvidar que existe un 15 % de deducción para la rehabilitación de inmuebles en centros históricos, con un límite de 9.000 euros; y otra del 20 %, y hasta un máximo de 20.000 euros, para la adquisición de capital social de empresas agrarias, cooperativas agrarias o de explotación de tierras

Previsores

En la línea de lo expresado por la propia Agencia Tributaria esta semana, cuando se cumple el ecuador de la campaña de la Renta, los gestores aseguran que los contribuyentes acuden este año antes a rendir cuentas con Hacienda. «El que venía en mayo, ahora viene en abril. Creo que al existir solo el soporte electrónico, la gente tiene más dudas. No lo ve tan claro», asegura Otero. 

Campaña en redes sociales

Para advertir de estos riesgos, el Colegio de Gestores Administrativos de Galicia pondrá en marcha esta semana una campaña informativa en redes sociales con la que pretende concienciar a los contribuyentes de la importancia de acudir a profesionales para no equivocarse con la Renta. Según el Colegio, el 90 % de los gallegos se pone en manos de un experto. Los anuncios, en forma de viñetas humorísticas, serán colgados en los canales online del propio Colegio, y en Facebook, Twitter, Linkedin y Youtube. La campaña se une a otra iniciada recientemente con el lema Terapia GA, «para tratar de resolver todos los males de los contribuyentes», aunque reconocen que se trata de «un impuesto para el que es difícil hacer una receta genérica, ya que la casuística es amplísima».  

Renta 2018: Guía para no perderse con la declaración de la renta

Gabriel Lemos
;
Lo que necesitas saber de la renta en dos minutos ¿Cuándo comienza el plazo para presentar la declaración? ¿Puedo presentarla por Internet antes? ¿Cuándo puedo ir a una oficina?

Este martes, 2 de abril, comienza el plazo para hacer la declaración, que se podrá presentar hasta el 1 de julio. Todas las fechas y las claves para evitar errores y ajustar el resultado

Ha llegado el día. Este martes abre oficialmente el plazo para presentar la declaración de la renta, correspondiente al ejercicio 2018. Estas son las claves que hay que tener en cuenta a la hora de ajustar cuentas con Hacienda. 

El calendario

Desde el 2 de abril al 1 de julio. A partir de la medianoche del lunes (e incluso antes, ya que el servicio suele estar disponible con unas horas de antelación), los contribuyentes más ansiosos podrán empezar a descargar sus borradores y, si todo está correcto, a confirmarlos. Pero no hay que dejarse llevar por las prisas, ya que hay tres meses por delante para presentar la declaración de la renta. En concreto, el plazo estará abierto hasta el lunes 1 de julio, con una salvedad: si la declaración le sale a ingresar y quiere domiciliar el pago, deberá realizar el trámite como muy tarde el 26 de junio.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¡Ojo!, siete de cada diez borradores de Hacienda contienen errores