Pemex nombra a los consejeros que dirigirán su salida de Barreras

Negocia la venta de su participación del 51 % en el astillero gallego Hijos de J. Barreras a la cadena hotelera Ritz Carlton

Romero Oropeza, director general de Pemex
Romero Oropeza, director general de Pemex

Vigo

México quiere aprovechar la profunda crisis económica que arrastra la petrolera Pemex para empezar a limpiar la corrupción instalada durante décadas en la corporación paraestatal.

Es una prioridad asumida en persona por el presidente López Obrador, y aplicada obedientemente por el director general de Pemex, Romero Oropeza, quien desde hace meses trabaja en la venta del 51 % de Hijos de J. Barreras, un activo considerado «no estratégico», adquirido por una de las filiales del grupo, PMI Holdings, una de las muchas subsidiarias con sede en paraísos fiscales (en este caso, en los Países Bajos) condenadas a extinguirse dentro de la operación de limpieza.

Pero antes de vender, Pemex quiere saber cómo están las finanzas de Barreras y, sobre todo, cuánto puede pedir por un astillero que compró a precio de saldo en el año 2013, cuando se hizo con la mayoría del capital por cinco millones de euros.

Y esa es la misión de los dos nuevos consejeros que se acaban de incorporar al órgano de gestión de la empresa viguesa que preside José García Costas.

Los cambios, acordados en la junta general de accionistas del 24 de febrero, acaban de hacerse oficiales en el Registro Mercantil, y dan entrada a un peso pesado del organigrama directivo de Pemex, y nuevo hombre de confianza de Romero Oropeza, Víctor Manuel Navarro Cervantes, ingeniero que desde el pasado mes de enero ocupa el cargo de director corporativo de planificación, coordinación y desarrollo de Petróleos Mexicanos.

Junto a él se incorpora Annayancy Varas García, abogada y directora general de la organización Early Institute.

Venta a The Ritz Carlton

Fuentes cercanas a la petrolera aseguran que las conversaciones con The Ritz Carlton, la cadena hotelera que ha adjudicado dos buques de crucero a Barreras, transcurren directamente entre ambas compañías, sin la mediación de los actuales responsables del astillero vigués. Sin embargo, la prioridad de Pemex se centra en estos momentos en auditar las cuentas de Barreras para evita una mala venta de su participación.

Hace unas semanas, el semanario mexicano Contralínea reveló que en noviembre del 2018, Moreno Oropeza frenó una operación promovida por funcionarios del Gobierno mexicano para deshacerse del 51 % que la petrolera azteca tiene en Barreras. «El director de Pemex ordenó frenarla a cualquier coste, bajo el argumento de que necesitaba información al detalle sobre esa compraventa accionarial, y solicitó a los españoles tiempo para analizar la sociedad», aseguraba la citada publicación.

Barreras, que cuenta con larga experiencia en buques de pasaje (para Armas o Balearia), dispone de una flamante cartera de pedidos que se sitúan en la gama más alta. Las cifras que alcanza esa carga de trabajo no se recuerdan en el astillero. Su presidente, José García Costas, valoró los pedidos firmados en 700 millones de euros antes de la reciente contratación de un segundo buque para The Ritz Carlton, que eleva la suma a los 940 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pemex nombra a los consejeros que dirigirán su salida de Barreras