El registro obligatorio de las horas de trabajo es moneda común en la UE

Del rígido sistema irlandés a la flexibilidad germana, la lucha contra las horas extra ocultas es una prioridad


bruselas / corresponsal

Las jornadas laborales de los españoles deberán quedar escrupulosamente registradas al final del día a partir de mañana. ¿Con qué objetivo? Que no se pierda por el camino ni una sola hora no pagada y no cotizada. Muchas han sido las empresas han puesto el grito en el cielo por los costes técnicos, la incertidumbre, las sanciones y posibles indemnizaciones millonarias que tendrán que pagar. ¿Es una situación inédita? No. Los vecinos europeos nos llevan años de ventaja.

Irlanda

Las autoridades de la isla son más laxas en asuntos tributarios que laborales. Según el Acta de Organización del Trabajo (1997), los empleadores tienen la obligación de mantener actualizados los registros de las horas trabajadas por cada uno de sus empleados. Por días y semanas y detallando la retribución. Unos datos que permanecen guardados tres años. La legislación no especifica qué método deben aplicar las empresas para cumplir con la normativa, el control puede ser electrónico o manual. Eso sí, el seguimiento deberá ser muy exhaustivo porque los inspectores de trabajo tienen pleno acceso a los listados. Los empleadores se enfrentan a multas de hasta 1.900 euros si incumplen las reglas.

Reino Unido

El campeón de la flexibilidad laboral en la UE también cuenta con normas para contabilizar el número de horas trabajadas por cada empleado. La Regulación del Tiempo de Trabajo (1998) obliga a los empresarios a conservar durante dos años los registros de horas trabajadas y horas extras de los empleados de los turnos de noche y de los que tienen regímenes laborales de más de 48 horas semanales. También las de quienes no lleguen a ese umbral, como los jóvenes, para cerciorarse de que sus jornadas «no exceden las ocho horas diarias o las 40 por semana». Aunque las autoridades dan un margen de maniobra amplio para hacer el inventario, el cuál no tiene que especificar las horas de descanso de diario, sí prevén «multas ilimitadas».

Alemania

El país germano no impone ninguna obligación en torno al registro de horas diarias trabajadas por cada empleado dentro de su jornada laboral, pero sí de las extraordinarias. En su Acta sobre Horas de Trabajo (1994), el Gobierno se olvidó de diseñar un sistema de control y registro efectivo que solo se aplica a «los trabajadores que extienden su actividad más allá del horario de trabajo». Esos datos tienen una caducidad de dos años .

Francia

Como cualquier otro asunto en el país galo, la legislación laboral también es tremendamente compleja. Los empleadores deben monitorear las horas de trabajo y los períodos de descanso, ya sea a través de una autodeclaración o un sistema de registro automático de inicio y finalización de la jornada. Esa información deberá recogerse en un informe que se adjuntará a la nómina de cada trabajador. Si se incumplen las reglas, las multas pueden alcanzar el techo de los 750 euros por empleado a mayores del pago debido y posibles perjuicios. Si el volumen de horas extra son excesivas, podría llegarse a considerar un escenario de «trabajo clandestino» que podría llevar a sanciones más serias.

Bélgica

Los empleadores tienen que de llevar un registro de las horas de actividad y jornadas de trabajo efectivas por trimestre, los días de interrupción del trabajo y los motivos del cese. ¿Durante cuanto tiempo? Cinco años. Uno más que ahora en España.

¿Qué sistemas hay para fichar?

S. Cabrero

Desde un simple y arcaico papel hasta la huella dactilar. Estas son las soluciones que se pueden encontrar en el mercado

No hay escapatoria. A partir de mañana todas las empresas tendrán que llevar un exhaustivo registro de la jornada laboral de sus empleados. Los grandes, pero también los pequeños.

«Cuando surgió la nueva normativa nos dimos cuenta de que los que más problemas iban a encontrarse eran los más pequeños. Porque la mayoría de las grandes compañías llevan ya tiempo haciéndolo. Las que más dudas tienen son las pymes, que están en pánico total», explica Sonia Casimiro, del departamento de márketing de Robotics, una empresa dedicada a aportar soluciones para controlar el horario de la plantilla.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El registro obligatorio de las horas de trabajo es moneda común en la UE