The Ritz Carlton firma en Vigo un segundo crucero para Barreras

El contrato asciende a 240 millones, con entrega en el 2021


vigo / la voz

Faltaba la firma y eso ya está hecho. Douglas Prothero, el consejero delegado de The Ritz Carlton Yacht Collection (la armadora creada por la cadena hotelera) acudió ayer a Vigo para rubricar el contrato de un crucero de lujo, el segundo que construirá el astillero Hijos de J. Barreras, que aspira a la adjudicación de una tercera unidad antes del 2021.

El acuerdo suscrito prevé una inversión de 240 millones de euros, una suma idéntica a la del primero de los buques, que será bautizado con el nombre de Azora, y que está en pleno proceso de construcción.

Un acuerdo reservado

A pesar de la importancia del acontecimiento, que supone el ingreso en la cuenta de Barreras de una parte importante de la inversión acordada (las siguientes entregas se producirán en la puesta de quilla, prevista para finales de este año; la botadura y la entrega, respectivamente) la firma no conllevó difusión alguna por parte del astillero, y el acto se llevó a cabo con absoluta discreción.

Al igual que el Azora, este segundo buque, mezcla de superyate y crucero, tendrá 190 metros de eslora y capacidad para albergar a 298 pasajeros en 149 suites. Garantizará empleo para 600 personas, con picos de hasta 800, durante 30 meses.

La importancia de este multipedido radica en que se trata de los primeros barcos de sus características que se construyen en España, y los más caros fabricados de tipo civil Ambas embarcaciones no solo suponen el estreno de Barreras en el segmento del lujo, también es el desembarco de Ritz-Carlton en el mundo de los exclusivos hoteles flotantes. Porque eso es lo que pretenden que sea su flota de cruceros, según ha explicado Douglas Prothero.

Pero la firma plasmada ayer en Vigo supone también un paso más en el afianzamiento de Ritz Carlton en Barreras, astillero que también aspira a controlar mediante la compra del 51 % de la participación accionarial que ha puesto a la venta su todavía inversor mayoritario, la petrolera mexicana Pemex.

Astillero saturado

La operación es estratégica para la cadena hotelera, integrada en el grupo Marriot. Su entrada en el astillero como accionista mayoritario le permitirá tomar el control de sus propios proyectos y rentabilizar al máximo su construcción, como en su día hizo Pemex con los floteles (hechos en Barreras y Navantia).

Actualmente, el accionariado de Barreras está integrado por PMI Holdings, filial de Pemex con sede en los Países Bajos (dueño del 51 % en venta); la naviera Albacora ( 24,5 %) y las empresas Electromecánica Naval e Industrial (12,3 %) y Valiño (10 %), ambas propiedad del presidente del astillero, José García Costas.

Esta segunda unidad contratada por The Ritz Carlton eleva a 940 millones de euros el valor de la cartera de pedidos que acumula ahora Barreras, y que sitúa al astillero al borde de la saturación, ya que hasta el 2022 la factoría ha de entregar, además de los dos cruceros de lujo, otras dos unidades, también del mismo segmento, para la armadora noruega Havila; y un ferry de gran eslora para la naviera canaria Armas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

The Ritz Carlton firma en Vigo un segundo crucero para Barreras