PSA Vigo se vuelca en el coche eléctrico para evitar multas millonarias de la UE

Se enfrenta a 95 euros por coche y gramo de CO2 que supere el límite en el 2021


vigo / la voz

La automoción gallega, con el grupo PSA al frente y 118 proveedores de componentes, fabrica casi cerca de medio millón de coches al año. El 78 % de estos vehículos llevan montado un motor diésel, y la planta y toda su red de fabricantes de componentes trabajan a marchas forzadas para darle la vuelta a este porcentaje antes de dos años. De lo contrario, y al igual que todos los constructores europeos, se enfrentan a sanciones millonarias impuestas por la UE.

La futura normativa comunitaria, que ha sido duramente criticada por la automoción, prevé que si una marca sobrepasa la emisión de 95 gramos de CO2 por kilómetro (de media para toda la gama), deberá abonar una multa de 95 euros por coche y gramo que se supere.

Para cumplir con la norma europea, esta fábrica «tiene que producir un 30 % de diésel», según explicó Ignacio Bueno, director del Centro de PSA en Vigo, durante la presentación de la nueva Opel Combo que se produce en la planta gallega.

Imposición europea

La única forma de conseguir ese objetivo impuesto a los fabricantes en Europa es volcarse en el coche eléctrico, y eso es lo que está haciendo la factoría gallega.

El 78 % de los coches de PSA Vigo son diésel y el objetivo es reducir la cifra al 30 % El grupo que preside Carlos Tavares ha ratificado la asignación de tres modelos 100 % eléctricos que se harán en España: el Opel eCorsa, que se montará en la factoría de Figueruelas en el 2020; el Peugeot 2008 eléctrico, que se ensamblará en las instalaciones de Vigo a partir de ese mismo año (antes llegará en versión térmica); y la variante del Citroën C4, en la planta de Villaverde (Madrid) en el 2021. La multinacional aún no ha puesto fecha exacta a la electrificación de la nueva gama de vehículos comerciales que está en pleno proceso de lanzamiento en Vigo bajo las marcas Opel, Peugeot y Citroën, pero según avanzó hace unos días, todos los segmentos de furgonetas tendrán su correspondiente versión eléctrica en breve, porque ya están trabajando en el proyecto que, con toda probabilidad, ejecutarán antes del 2021.

Fuentes del sector explican que la restricción de emisiones impuesta desde Bruselas solo se puede conseguir de tres formas: o aumentando de manera significativa la producción y venta de coches eléctricos, o disminuyendo la de los modelos que emiten más CO2 (en la actualidad los coches de gasolina), o avanzando en tecnología con la que se consigan cada vez motores más eficientes y menos contaminantes.

En el 2019, el objetivo de fabricación de PSA Vigo es de 400.000 unidades, cifra similar a la del 2018; y para el 2020 el reto está en batir el récord de 547.000 unidades del 2007. La producción pasará entonces de 1.700 vehículos al día a 2.300.

La caída las ventas sigue acelerando la pérdida de producción en las plantas españolas

El mercado del automóvil no da señales de recuperación. Las matriculaciones siguen desplomándose, y su impacto afecta a las 17 fábricas de coches instaladas en España.

Tras siete meses consecutivos de caída en las ventas y dos años continuados de retrocesos en la producción, los datos de fabricación y exportaciones en el primer trimestre del 2019 no invitan al optimismo.

La producción en las fábricas españolas registra una caída del 1,7 % hasta marzo, según acaba de publicar la patronal Anfac. Mientras tanto, la exportación también cierra un trimestre negativo, con un 3,3 % menos de vehículos enviados fuera de nuestras fronteras.

Ambas cifras se han visto afectadas, según Anfac, por la debilidad del mercado nacional, y por el descenso de ventas en los principales mercados europeos. En el mes de marzo, Francia matriculó un 2,3 % menos; Alemania, un 0,5 % menos; el Reino Unido, un 3,4 % menos; e Italia, un 9,6 %.

En este escenario de retroceso generalizado del sector en España, la automoción gallega mantiene el tipo, porque los segmentos en los que está especializada siguen generando demanda. La producción de vehículos comerciales ligeros, en los que se enmarca la gama de furgonetas de PSA Vigo (Peugeot Rifter, Citroën Berlingo y Opel Combo) experimentó un avance del 25 % con 24.892 unidades vendidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

PSA Vigo se vuelca en el coche eléctrico para evitar multas millonarias de la UE