El Banco Santander confía en la solidez de la economía y descarta una recesión

S. Cabrero / M. M. REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

VÍTOR MEJUTO

Prevé que España crezca este año a un ritmo del 2,5 %, frente al 1,3 % que maneja para la zona euro

26 abr 2019 . Actualizado a las 14:35 h.

España fue uno de los países que más sufrieron durante la crisis, lo que afectó especialmente al sector financiero. Europa ayudó a capear el impacto negativo en el crecimiento, lo que llevó a aplicar ciertas medidas de corrección, en especial en el sistema financiero y a cierta disciplina en las cuentas públicas. Hubo que hacer sacrificios pero, ahora aquellos esfuerzos tienen su recompensa.

Lo explicó ayer Beatriz Tejero, analista macro del Banco Santander, durante un foro organizado por la entidad y la Voz de Galicia en el Museo Santiago Rey Fernández-Latorre. «Haber hecho los deberes nos ha llevado a estar donde estamos ahora», argumentó ante un nutrido grupo de empresarios gallegos. «Y nos va a permitir seguir creciendo por encima de los países de nuestro entorno». La analista del Santander precisó que los expertos de la entidad manejan una previsión de incremento del PIB para este año del 2,5 %, frente al 1,3 % del aumento que prevén en el conjunto de la zona euro.

Y basándose en la experiencia de todo lo ocurrido en Alemania, donde las recetas aplicadas en España se llevaron a cabo ya en el año 1999, adelantó que los ajustes y reformas llevados a cabo deberían asegurar un crecimiento sólido al menos durante 10 años. O lo que es lo mismo, por lo menos, hasta el 2022. Respecto a los efectos sobre la economía que puedan tener los resultados de las elecciones de este domingo, Tejero se felicitó porque «en España no hay ningún partido político que haya planteado salirse del euro». En su opinión, mientras que el Gobierno que salga de las urnas «respete los compromisos de déficit y no volvamos a las andadas, podemos estar tranquilos». En este sentido, la experta recordó también que «portarse bien en el terreno de los gastos e ingresos ya no depende de los países, sino de Europa». «Es Bruselas quien aprueba los Presupuestos de los diferentes países». Lo que supone, dijo, una garantía. Y buena prueba de ello, apuntó, es lo ocurrido con las últimas cuentas del Gobierno italiano.

Junto a Tejero, también intervino en el foro Enrique Tiestos, responsable de Tesorería para la territorial de Galicia de la entidad, quien animó a los empresarios gallegos presentes en el evento a gestionar los riesgos financieros ante un escenario tan favorable como el actual de «tipos de interés bajos».

Un caso práctico

Para animar a las compañías a dar un paso adelante en materia de gestión de riesgos financieros, Tiestos utilizó un caso práctico con el que entender de manera mucho más sencilla la situación del entorno actual. Tiestos puso sobre la mesa el ejemplo de una empresa con unos ingresos de 100 millones de euros y una deuda que asciende a los 55,5 millones. En este ejemplo, también se contempló la gestión de al incertidumbre asociada al riesgo de tipo de cambio tanto de la libra como del dólar.

Antes de eso, el director comercial de empresas de la entidad en Galicia, Pablo Gil Ortiz, aseguró a los presentes que «el Banco Santander es un socio con el que contar para todo». «Contamos con un equipo de 2.000 profesionales y casi 400 oficinas en Galicia para acompañarles en el camino de la internacionalización y la expansión», argumentó. En esa misma idea ahondó el responsable de la división Corporate & Commercial Banking Jordi Guasch, que quiso incidir en una de las filosofías que la entidad lleva como bandera: «Siempre estamos pensando en el cliente». «Lo más importante para nosotros sois las empresas, sois vosotros. Os animaría a que utilicéis el equipo que disponemos para todas las dudas que os puedan surgir», añadió, para recordar a los empresarios que el Banco Santander puede ofrecerles múltiples situaciones a los problemas que puedan surgir en los planes de internacionalización o externalización.

«Hay empleos que la crisis y la mecanización se llevaron que no volverán nunca»

Beatriz Tejero, analista macro del Banco Santander, comentó ayer durante el foro organizado por la entidad y La Voz de Galicia, que los años de crisis han potenciado la mecanización de las empresas, lo que ha llevado a cambios profundos en la estructura del empleo.

La época de vacas flacas no ha afectado exclusivamente a la eurozona. La crisis ha sido un fenómeno global. Y esto ha tenido sus consecuencias. Porque este fenómeno ha hecho que las compañías de todo el mundo «apuesten cada vez más por la automatización». Tal y como explicó ayer Tejero, una parte de los empleos se han ido mecanizando de manera progresiva a lo largo de estos últimos años. Este proceso se ha hecho notar tanto en la estructura del empleo como en el de la remuneración. Y en este sentido, Tejero advirtió que ciertos empleos que la crisis se llevó, puede que no se vuelvan a recuperar en los próximos años.