El Santander lanza una opa para controlar
el 100 % de su filial mexicana

Botín pide a los políticos que lleguen a acuerdos con «responsabilidad y madurez»


madrid / colpisa

La presidenta del Santander, Ana Botín, se presentó ayer en la junta de accionistas del banco con una operación de calado sobre la mesa: el grupo tiene la intención de plantear una oferta de adquisición (opa) del paquete de acciones de Santander México que ahora no son de su propiedad y que representan aproximadamente el 25% del capital de esa filial. De esta forma, controlaría la totalidad del negocio financiero en el que participa en aquel país.

Así se lo comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNVM) en un hecho relevante, en el que indicaba que espera lanzar y liquidar la operación en la segunda mitad del año. El Santander pagará con títulos propios, por lo que en el caso de que todos los accionistas minoritarios aceptaran la oferta, debería emitir 572 millones de acciones, que representa un 3,5 % de su capital social. Ese número de títulos, al precio de 4,477 euros por acción al que cerró la cotización el jueves, representan un máximo de 2.560 millones de euros. En su intervención ante la junta de accionistas, Botín se felicitó por el anuncio al considerar que la operación «cumple con los criterios estratégicos y financieros» del banco.

La operación va en consonancia con la estrategia del grupo de incrementar su peso en mercados en crecimiento y «refleja la confianza de Banco Santander en México y en su filial mexicana, así como en su potencial de crecimiento a largo plazo». La entidad es la tercera de ese país por préstamos y depósitos y el año pasado le aportó un 8 % del beneficio. El área de América Latina aglutinó un 48 % de ese resultado. También fijó su vista en Estados Unidos, un país donde cuenta con «la base para generar crecimiento rentable en los próximos años». Y anticipó que ese territorio ha registrado «el mayor aumento de resultados en el primer trimestre del 2019», al doblar los del último tramo del 2018.

Casi de pasada Botín hizo una mínima referencia al fichaje frustrado de Andrea Orcel como consejero delegado. Recordó que sería «inaceptable» haberlo llevado a cabo por su elevado coste y volvió a respaldar a José Antonio Álvarez en su reelección. «Seguiremos trabajando juntos con resultados tan positivos como los de los últimos años», indicó.

En clave doméstica, Botín anticipó que será en julio cuando concluya la reestructuración de la red de oficinas del Popular integradas en el Santander . Para entonces ya estará listo el ERE que negocia con los sindicatos y en el que solo se prevén salidas voluntarias.

Petición a los políticos

También aprovechó la presidenta del banco su intervención ante los accionistas para, recién iniciada la campaña electoral, instar a los líderes de los partidos políticos a «que hablen claro» a los electores sobre sus propuestas para lograr «una política económica que funcione». Y a «huir del cortoplacismo» con propuestas que aboguen por la sostenibilidad de las cuentas públicas y el apoyo a los inversores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Santander lanza una opa para controlar
el 100 % de su filial mexicana