La Diputación sondea la posibilidad de crear una zona franca en A Coruña

El ente provincial encargó informes para revitalizar la actividad industrial en el área


A Coruña / La voz

La Diputación coruñesa se ha fijado entre sus objetivos conseguir relanzar la actividad industrial en A Coruña y su área metropolitana. El organismo sondea la posibilidad de implantar una zona franca a la manera de la que ya funciona, desde hace años, en Vigo. Con ese objetivo el ente provincial ya cuenta con un informe jurídico, al que se sumará otro encargado a la Universidade da Coruña y otro sondeo más sobre la importancia estratégica de constituir un polo de actividad empresarial con condiciones fiscales especiales.

«Galicia está perdiendo peso industrial, 5,7 puntos menos frente a los dos que sube, de media, España, tiene sentido buscar fórmulas para cambiar esa tendencia, entre ellas explorar la posibilidad de crear una zona franca», indica Valentín González Formoso, presidente de la Diputación de A Coruña.

El mandatario recuerda que la provincia es la quinta que más exporta de España, por detrás de Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza, y asegura que es relevante encontrar sistemas que faciliten el negocio vinculado a la actividad textil -con Inditex como principal motor-, pero también que puedan servir para facilitar la actividad de otras grandes compañías instaladas en el cinturón coruñés, como Alcoa y Ferroatlántica, firmas que no pasan en la actualidad por su mejor momento.

«Tenemos un puerto exterior potente que necesita llenarse de contenido, y grandes polígonos industriales cercanos, como el de Morás, que también está buscando actividad», dice González Formoso.

El nuevo puerto exterior coruñés y el polígono de Morás podrían ubicar ese espacio Las zonas francas funcionan como instrumentos de dinamización económica allá donde se implantan, como ocurre en Vigo. La de la ciudad olívica es una de las siete que existen en España. Barcelona, Cádiz, Tenerife, Gran Canaria, Sevilla y Santander son los otros municipios que cuentan con superficies similares. La última en aprobarse, en el año 2016, fue de la de la capital cántabra.

La principal función de todas esas áreas es la de almacenaje de mercancías, sin límite de tiempo, a la espera de destino. Durante su estancia en ellas están exentas de gastos de aduana y del abono de impuestos como el IVA, que sí se acaban pagando cuando el producto final llega al mercado nacional y europeo, o según la tributación correspondiente de los países de fuera de la Unión Europea en los que finalmente se vendan.

Más flexibilidad fiscal

El sistema permite dar una mayor flexibilidad fiscal a las empresas allí instaladas, que pueden adaptar el pago de tasas a sus necesidades de mercado. Evita también una doble imposición cuando el producto que se almacena o se transforma acaba en terceros países. El sistema, en consecuencia, permite aplazar el pago de impuestos y evita al empresario tener que abonar de una sola vez los aranceles y tasas de aquello que importa. Las empresas, eso sí, siguen tributando igual que las demás por sus beneficios.

En Vigo, el modelo ha servido para potenciar el negocio de las exportaciones. González Formoso considera que una zona franca en A Coruña no haría competencia a la viguesa porque la actividad industrial en las dos ciudades no se solapa.

En el puerto coruñés existe un depósito franco, se trata de una entidad con una política fiscal similar a la de las zonas, pero de menores dimensiones y pensada básicamente para guardar temporalmente mercancías. El coruñés ocupa tres naves unidas (4.000 metros cuadrados) y funciona desde 1965. 

El motor industrial de Vigo que ruge desde hace 72 años

m. s. d.

El Consorcio de la Zona Franca fue fundado para facilitar el asentamiento de Citroën

Una zona franca es un territorio sobre el que se aplica un régimen aduanero especial, como la exención de derechos arancelarios para las mercancías extranjeras y otra serie de ventajas fiscales y competitivas para la captación de inversión empresarial. En España hay siete. Hace pocos años se constituyeron las de Gran Canaria y Tenerife, Santander y Sevilla que se sumaron a las tres históricas: Vigo, Barcelona y Cádiz.

 

En Galicia, el Consorcio de la Zona Franca es el organismo estatal fundado hace 72 años en Vigo para facilitar el asentamiento de la multinacional francesa Citroën, hoy convertida en grupo PSA Opel. Desde entonces, este organismo se ha convertido en una activa agencia de desarrollo económico y empresarial de toda la comunidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

La Diputación sondea la posibilidad de crear una zona franca en A Coruña