Los ¿salvadores? de Alcoa

Varios fondos de inversión y empresas del sector siderúrgico tantean la compra de las fábricas de A Coruña y de Avilés


La Voz

Secretismo y discreción. Es el ambiente que rodea las negociaciones que en teoría está entablando la multinacional del aluminio Alcoa con varios candidatos a comprar sus plantas de A Coruña y de Avilés. Si fructifica alguna de estas operaciones, las plantas se salvarían del cierre parcial y evitarían el despido del 43 % de la plantilla conjunta a partir de julio. Las empresas y fondos de inversión que tantean los activos en serio están obligados a firmar una cláusula de confidencialidad, incluso antes de presentar una oferta formal de compraventa. Sin embargo, los nombres de los aspirantes van saliendo a cuentagotas.

Oficialmente, hay ocho partes interesadas -al principio eran nueve-. Según la agencia Efe, se trataría de los fondos Sherpa Capital, Quantum Capital y Atlas Holding, las empresas españolas Cunext BCT Metals y la británica Liberty House. En esta lista estaría también Sidenor, según el periódico El Comercio. Hay, en teoría, un octavo nombre que no ha trascendido.

El presidente del comité de empresa de Alcoa en Avilés, José Manuel de la Uz, no quiere ni confirmar ni desmentir esos nombres u otros. Considera que poner ahora nombres y apellidos a esos posibles compradores no sirve para nada. ¿Por qué? Porque hay una tarea pendiente de acometer y que condicionará la composición final de ese listado. Puede quedar vacío si las medidas incluidas finalmente en el estatuto del consumidor electrointensivo no cumplen las expectativas de los inversores y garantizan al menos que las fábricas de aluminio de A Coruña y Avilés pagarán el mismo precio por la electricidad que sus competidoras europeas. Por eso, «estos nombres no significan nada ahora, porque puede que haya más dentro de unas semanas, cuando se sepa cómo queda el estatuto», resume De la Uz.

El Ministerio de Industria tiene previsto que ese documento con las medidas de compensación a la industria electrointensiva sea aprobado in extremis en el último Consejo de Ministros de abril, es decir, el del viernes 26, solo dos días antes de las elecciones generales.

En todo caso, los trabajadores prefieren que tome las riendas de las plantas un grupo industrial que conozca el negocio antes que un fondo de inversión que busque básicamente rentabilidad a corto plazo.

Pero, ¿quiénes son esos candidatos?

Altas Holding

Es un fondo de inversión de Estados idoUns. Pero no es uno más, ni tampoco un candidato cualquiera. A finales del 2014, le compró a Alcoa dos fábricas en España (en Amorebieta y en Alicante) y una en Francia. Por eso, su inclusión en esta lista de aspirantes no es nada sorprendente. En España opera como Aludium.

Sidenor

Empresa española líder en la producción de aceros largos especiales y uno de los principales fabricantes de piezas forjadas y fundidas. Tienen instalaciones en el País Vasco, Cantabria y Cataluña y cuenta con delegaciones comerciales en Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

Liberty House

Se trata de una multinacional con sede en Londres, fundada por el magnate indio Sangeev Gupta, especializada en la transformación de acero, aluminio y en el reciclaje de metales que emplea a 10.000 personas en todo el mundo. Liberty opera una fundición de aluminio en Escocia.

Cunext

Grupo empresarial andaluz que se dedica a la transformación de cobre de la más alta calidad, pero en el 2015 se introdujo en el negocio del aluminio comprando la planta de ECN en Vitoria, que estaba a punto de cerrar, en la que elabora cable aéreo y aislado y alambrón de aluminio. Cuenta con instalaciones en la provincia de Córdoba, Madrid, Barcelona, Oviedo (Lugones) y Vitoria, aunque a finales de diciembre cerró la filial asturiana, con 21 trabajadores.

BCT Metals

Esta compañía, con sede en Madrid,está especializada en la comercialización de metales, especialmente aluminio, que luego surte a la industria.

Sherpa Capital

Se trata de una gestora española de fondos de capital privado, líder en inversiones en empresas de tamaño medio. Posee participaciones en el accionariado de compañías como Cegasa. Este fondo también acaba de lanzar una oferta de compra sobre Isidro de la Cal.

Quantum

Fondo de inversión alemán, que ya pujó por otra compañía en apuros. Más bien por una fábrica que también quería cerrar una multinacional en España. La de Vestas en León, que finalmente se la quedó otra empresa: la española Network Steel. Es ropietario de la fábrica de Vauste en Gijón, antigua Tenneco.

Las negociaciones las está liderando Alcoa. Según el calendario marcado por ella misma, los candidatos deben presentar una oferta no vinculante alrededor del 15 de este mes. A partir de ahí se abrirá el período de auditoría forense o «due diligence» para analizar al detalle los activos en venta. La propietaria de las fábricas quiere tener firmado el acuerdo de compraventa el 30 de junio como muy tarde. De lo contrario, demolerá las electrolisis de las plantas y se quedará solo con las fundiciones y 205 operarios (114 en A Coruña y 91 en Avilés), de una plantilla total cercana a las 700 personas.

Cansados de tanta crisis industrial

F. Fernández

Amenazas de cierre o de despidos están acabando con la paciencia de los operarios de Alcoa, Ferroatlántica o Poligal: solo en ellas están en juego más de 1.000 empleos

La crisis industrial está dejando un reguero de trabajadores cabreados. La paciencia se les agota. Basta de promesas. Quieren hechos. Y tranquilidad en sus puestos de trabajo.

Por eso ocurrió lo que ocurrió ayer a mediodía en Madrid. Que cientos de empleados de Alcoa rodearon el Congreso de los Diputados y la policía cargó contra ellos al temer que intentaban saltarse el cinturón de seguridad. «Movemos un pouco as vallas e tiráronse contra nós», relata Miguel Conde, miembro del comité de empresa de la fábrica de A Coruña. El rifirrafe acabó con el presidente de ese comité, Juan Carlos López Corbacho, tirado en el suelo, boca abajo, empujado por los agentes, y con un compañero de planta esposado y detenido. Este último permaneció un par de horas en comisaría y luego fue liberado. Fueron zarandeados, empujados y golpeados con las porras otros trabajadores, sindicalistas y diputados de Unidos Podemos, entre ellos, los gallegos Yolanda Díaz y Antón Gómez-Reino.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los ¿salvadores? de Alcoa