Ni automatriculaciones ni descuentos atajan la caída en la venta de coches

El mercado se hunde por séptimo mes en Galicia, la peor racha desde el fin de la crisis


Vigo / la voz

«Esto es una recesión sin paliativos», dice el sector del automóvil, tras acabar marzo con 3.417 coches vendidos en Galicia, un 9,7 % menos que en el mismo mes del 2017; y cerrar un pésimo primer trimestre, en el que las matriculaciones acumulan un desplome del 12 %, incapaces de superar las 10.000 unidades (9.901). En Galicia, las cosas están yendo peor que en el conjunto de España, en donde el mercado se contrajo un 4,3 % el mes pasado y suma una caída trimestral del 6,9 % (122.664 unidades).

Las causas ya no hay que buscarlas solo en la crisis del diésel y en las dudas suscitadas sobre qué tipo de coche comprar. Aunque este siga siendo el principal problema, el contexto económico y político del país tampoco ayuda. «Los clientes necesitan un mensaje de tranquilidad. Las ventas continúan afectadas por unas perspectivas económicas y electorales que paralizan el mercado», afirman fuentes de Faconauto, la patronal de los concesionarios, que reclaman un plan de ayudas «estructurado y a largo plazo, que incentive la modernización del parque de vehículos».

Ofertas de 5.000 euros

Los concesionarios cifran el descuento por unidad vendida en Galicia entre 4.000 y 5.000 euros. Podría ser una suma lo suficientemente atractiva para atraer a los compradores si estos tuvieran claro qué vehículo adquirir. No lo tienen, y esta inseguridad tiene su reflejo en las ventas. «Tratamos de paliar como sea la acumulación de stocks generada por la incertidumbre y la desinformación que se ha extendido», afirman fuentes de la red gallega.

Pero el esfuerzo comercial no se está viendo recompensado en las estadísticas de ventas que apuntan, en el caso de Galicia, a un nuevo desplome, especialmente del diésel, que acumula un retroceso de casi el 35 % en lo que va de año.

Según el balance de matriculaciones, de las 9.901 unidades vendidas en la comunidad en marzo, 5.443 son coches de gasolina, mientras que 3.528 van a gasoil.

La buena noticia es que los vehículos híbridos, eléctricos o a gas siguen ganando mercado: un 21,7 % hasta marzo y un total de 930 unidades. Según explican los concesionarios, alrededor de ocho de cada diez clientes que entran en un concesionario buscan un vehículo de gasolina. «Aunque tratamos de reconducir la venta, en función de las necesidades y el uso que vaya a tener el coche, para ver si hay posibilidad de vender un diésel, la mayoría apuesta por el gasolina», reconocen fuentes de la red comercial gallega.

Para suavizar el impacto de la caída de las ventas, muchos concesionarios y marcas llevan meses recurriendo a la autocompra de las unidades necesarias para alcanzar unos volúmenes mínimos. Esos coches que adquieren se ponen a la venta de inmediato como vehículos de ocasión con atractivos descuentos sobre el precio de un turismo sin matricular, pero sin opción a modificaciones. «Son coches para llevar puestos», dicen los vendedores.

En Galicia, la necesidad de cumplir objetivos puede haber provocado que se superen las 1.200 unidades en stock en estos primeros meses, según estimaciones del sector. La mejor prueba es que, de una media de 3.000 coches que se «venden» al mes en Galicia, entre 600 y 700 figuran en las estadísticas como matriculados el último día.

PSA redobla su apuesta por el coche eléctrico y lo fabricará en Vigo, Zaragoza y Madrid

El grupo PSA quiere dejar de ser un referente del vehículo diésel, redoblando su apuesta por la electrificación. A partir del 2020 todos los nuevos modelos que salgan de sus fábricas españolas tendrán la correspondiente versión 100 % eléctrica. Según los planes ya avanzados y confirmados ayer, la multinacional francesa -formada por las marcas Peugeot, Citroën, DS y Opel/Vauxhall- producirá en Vigo el nuevo todocamino Peugeot 2008 eléctrico, y ya prepara la electrificación de los modelos Berlingo, Rifter y Combo. En su factoría de Figueruelas iniciará la fabricación del nuevo Opel Corsa eléctrico, mientras que el modelo que se adjudicará a la planta de Villaverde en Madrid también contará con una versión electrificada.

«El grupo ha desarrollado dos plataformas modulares que permiten la flexibilidad necesaria para producir coches electrificados en las mismas líneas donde se ensamblan modelos convencionales, para ofrecer al usuario la posibilidad de elegir entre motorizaciones gasolina, diésel o electrificadas» explicó el constructor francés.

Según el director general del Clúster Industrial Ibérico de PSA, Juan Antonio Muñoz, las factorías de Zaragoza, Vigo y Madrid están «en el primer nivel» del dispositivo industrial». «Es también la demostración de nuestra apuesta por la descarbonización y por la electrificación para las que invertimos en tecnología transformando nuestras fábricas para responder a las necesidades de los clientes», añadió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ni automatriculaciones ni descuentos atajan la caída en la venta de coches