Cansados de tanta crisis industrial

F. Fernández LA VOZ

ECONOMÍA

Juan Carlos Hidalgo

Amenazas de cierre o de despidos están acabando con la paciencia de los operarios de Alcoa, Ferroatlántica o Poligal: solo en ellas están en juego más de 1.000 empleos

29 mar 2019 . Actualizado a las 11:36 h.

La crisis industrial está dejando un reguero de trabajadores cabreados. La paciencia se les agota. Basta de promesas. Quieren hechos. Y tranquilidad en sus puestos de trabajo.

Por eso ocurrió lo que ocurrió ayer a mediodía en Madrid. Que cientos de empleados de Alcoa rodearon el Congreso de los Diputados y la policía cargó contra ellos al temer que intentaban saltarse el cinturón de seguridad. «Movemos un pouco as vallas e tiráronse contra nós», relata Miguel Conde, miembro del comité de empresa de la fábrica de A Coruña. El rifirrafe acabó con el presidente de ese comité, Juan Carlos López Corbacho, tirado en el suelo, boca abajo, empujado por los agentes, y con un compañero de planta esposado y detenido. Este último permaneció un par de horas en comisaría y luego fue liberado. Fueron zarandeados, empujados y golpeados con las porras otros trabajadores, sindicalistas y diputados de Unidos Podemos, entre ellos, los gallegos Yolanda Díaz y Antón Gómez-Reino.

Todo acabó sin heridas graves, pero sí con golpes y magulladuras, explica Conde.

«A intervención policial foi desmesurada, non fixemos nada», zanja el trabajador.