Facenda eleva un 16 % su recaudación gracias al resurgir del negocio inmobiliario

La mejora de ingresos se explica también por el plan de lucha contra el fraude


Santiago

La Administración autonómica ingresó el pasado ejercicio 663,9 millones de euros por la recaudación de sus impuestos autonómicos, un 16,2 % más que en el 2017, según los últimos datos actualizados por Facenda. Una cifra de crecimiento en los ingresos tributarios que sorprende por la política de rebajas fiscales que inició Feijoo en la salida de la crisis, y que tuvo en el impuesto que grava las herencias el mayor ejemplo: desde el 1 de enero del 2016 están exentos de tributar los primeros 400.000 euros por heredero.

Sin embargo, la favorable evolución de los impuestos autonómicos en el 2018 viene marcada por otros dos factores. Primero, por el efecto positivo que ha tenido el crecimiento económico en la recaudación, lo que se explica, en gran medida, por el mayor dinamismo del mercado inmobiliario gallego. Baste un solo dato como ejemplo: la compraventa de viviendas en Galicia creció el año pasado un 12,1 %, con un incremento acumulado del 37 % en comparación con el año 2014, según datos oficiales que maneja del Instituto Nacional de Estadística (INE). De hecho, el tributo que más aporta a la recaudación en el 2018 es el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, con 276 millones -casi un 8 % más que en el 2017-, la cifra más alta desde el 2010. Con todo, se trata de unos ingresos que se hallan aún muy lejos de los años de la burbuja inmobiliaria cuando solo en ese tributo, por ejemplo, se recaudaban más de 600 millones anuales. El segundo factor que está detrás de la mejora de los ingresos en el 2018 son las actuaciones de lucha contra el fraude -incluido el plan especial del 2017- y que justo acaban de concluir ahora. Esto explica que, pese a la rebaja fiscal, haya crecido la recaudación en sucesiones y donaciones, el tributo que grava las herencias. Y esto es por acciones de inspección cuyos ingresos han repercutido en el balance del 2018, pero que pueden tener que ver con operaciones de los últimos cuatro años, período en el que no prescribe el fraude. Hay que tener en cuenta que, según las cifras más recientes de la Xunta, la deuda aflorada por la Administración gallega en el 2018 aumentó un 24 % respecto al año anterior, hasta sumar 178,3 millones. 

Las previsiones

«Para este 2019 a previsión de ingresos por tributos cedidos é inferior á execución acadada en 2018 por varios motivos: polas novas rebaixas fiscais aprobadas desde o 1 de xaneiro de 2019, e polo feito de que, aínda que este año se seguirán realizando actuacións de loita contra a fraude, en 2019 non está previsto un plan especial como o que si se fixo en 2017, que tivo efecto nese exercicio e no seguinte», explican desde el departamento que lidera el conselleiro Valeriano Martínez.

En el 2018, la Axencia Tributaria de Galicia ( Atriga) efectuó 315.000 comprobaciones de autoliquidaciones de impuestos, tanto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, como de sucesiones y donaciones. Ambos tributos concentran la mayor parte de los ingresos tributarios gestionados por la Xunta. En el 93 % de los casos, eran correctas, lo que evidencia que una gran mayoría de contribuyentes pagan de forma rigurosa sus impuestos. Facenda también llevó a cabo el pasado año un total de 1.097 actuaciones de inspección, una cifra similar a la de ejercicios anteriores.

Facenda intensificará este año la vigilancia sobre los falsos préstamos que son en realidad una donación y que eluden la tributación a la que están obligados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Facenda eleva un 16 % su recaudación gracias al resurgir del negocio inmobiliario