Renta 2018: Los descuentos que se aplican los gallegos en la declaración de la renta

La vivienda, los planes de pensiones y los donativos, entre las deducciones que más rebajan la factura del IRPF


Redacción / la Voz

Casi 4.600 euros de media. Es lo que pagan los gallegos cada año en concepto de impuesto de la renta. Una factura abultada que Hacienda nos repercute mes a mes en la nómina, a través de las retenciones, para hacer más digerible el trago, y que ahora, cuando abra el plazo para hacer la declaración, hay que regularizar para ver si esos pagos por adelantado se han quedado cortos o si, por el contrario, hemos estado pagando de más al fisco.

Para que el resultado de esa cuenta sea lo más favorable posible a sus intereses, los contribuyentes se aplican en cada ejercicio una larga lista de reducciones y deducciones fiscales. En Galicia, la rebaja supera los mil millones de euros al año, según los datos de la Agencia Tributaria. Este es el desglose de las principales bonificaciones que hay que tener en cuenta al hacer la declaración. 

¿Individual o conjunta?

La modalidad de tributación, clave en el resultado. Casi 230.000 familias gallegas, cerca del 20 % de los contribuyentes, optaron en el 2016 (último año del que hay datos) por tributar de forma conjunta, con lo que consiguieron reducir su base imponible (sobre la que luego se calcula la cuota del IRPF) en 752 millones. Aunque los expertos advierten de que esta modalidad, que lleva aparejada una reducción adicional de hasta 3.400 euros, solo suele ser aconsejable cuando uno de los cónyuges no tiene ingresos o su renta es muy baja. En cualquier caso, la Agencia Tributaria ya permite hacer una simulación del resultado de la declaración individual y conjunta para ver cuál de las dos opciones sale más a cuenta.  

El plan de pensiones

Una aportación media de 1.500 euros, que no tributarán. Son cerca de 160.000 los contribuyentes gallegos que incluyen en su declaración de la renta las aportaciones realizadas a planes de pensiones, al que ingresan una media de 1.480 euros anuales (237 millones de euros en total). Esa cantidad se descuenta de su base imponible, pero para determinar qué ahorro concreto obtienen es necesario conocer el tipo marginal al que tributan. Para un contribuyente que lo haga al 24 %, ese ingreso de 1.480 euros en el plan de pensiones le permitiría un ahorro fiscal de 355 euros en su declaración.  

Deducciones por vivienda

La hipoteca sigue siendo un filón. Aunque los contribuyentes que hayan adquirido su vivienda con posterioridad al 1 de enero del 2013 ya no se pueden desgravar la hipoteca, todavía quedan 187.000 gallegos que compraron la casa antes de esa fecha y se pueden seguir aplicando la deducción por inversión en vivienda habitual, que les permite obtener un descuento medio de 576 euros en su declaración de la renta. Mucho menos favorable es la fiscalidad para los inquilinos. Y es que la deducción estatal por alquiler está también en retirada: solo se aplica a los contratos firmados antes del 1 de enero del 2015. Pese a ello, en el 2016 quedaban en Galicia aún 28.800 que se aplicaban esa bonificación fiscal, que les permitía ahorrarse unos 328 euros de media. Los inquilinos que tengan menos de 35 años (y una base imponible inferior a 22.000 euros) podrán acogerse también a la bonificación autonómica por alquiler, de la que se benefician unas 10.000 personas, con una rebaja de 239 euros en su declaración.  

Otras desgravaciones

Donativos y cuotas a partidos políticos. La solidaridad tiene premio también en la declaración de la renta, y los 160.000 gallegos que realizan donativos a oenegés y otras entidades sociales obtienen un descuento medio de 128 euros. Además, hay otros 13.300 que se desgravan sus aportaciones a partidos políticos, que les proporcionan una rebaja de 21 euros. De las deducciones autonómicas, la que llega a más contribuyentes es la que se da por nacimiento o adopción de hijos, con 38.800 beneficiarios al año y más de 15 millones de bonificación fiscal, a razón de casi 390 por familia.

Ocho consejos para pagar menos en la renta

G. Lemos

Si quiere reducir su factura en la próxima declaración del IRPF, debe actuar antes de fin de año

A casi cuatro meses vista, puede que el momento de presentar la próxima declaración de la renta le parezca aún lejano. Pero tenga en cuenta que la factura fiscal que le llegará a partir de abril se cerrará el próximo día 31, por lo que si quiere que la cuenta que le presente Hacienda sea lo más ligera posible debe tomar antes de que acabe este mes las decisiones precisas (si es que las hay y puede permitírselas, que esa es otra cuestión). A continuación, ocho consejos básicos para suavizar el próximo borrador de la renta que lanzan desde el Registro de Economistas Asesores Fiscales. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Renta 2018: Los descuentos que se aplican los gallegos en la declaración de la renta