Feijoo avisa: sin una bajada del precio de la luz, Alcoa «no tiene futuro»

Para la ministra Calviño, el coste de energía, no es el único riesgo para estas fábricas


redacción / la voz

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, se refirió este viernes a la situación de Alcoa para advertir a los trabajadores que no se dejen engañar por el Gobierno de Sánchez, «que só busca que o problema continúe ata as eleccións sen poñer solución ningunha sobre a mesa». El jefe del Ejecutivo gallego insistió en que el futuro de la plantas de la multinacional, como el del resto de las industrias electrointensivas, pasa por una necesaria y urgente bajada de la tarifa eléctrica. Y aseguró que el Estatuto de los Consumidores Electrointensivos que ha elaborado el Gobierno de Sánchez hace «inviable» la venta de la planta de Alcoa en A Coruña y pone «en grave riesgo» a otras empresas, entre ellas, la fábrica de la multinacional norteamericana en San Cibrao, en Cervo (Lugo).

La Xunta ya tiene listas las alegaciones a ese polémico estatuto. Las consensuó ayer en una reunión con las industrias gallegas que se encuadran en esa categoría. Alcoa, pero también Ferroatlántica, Celsa, Megasa... En total, más de 5.000 puestos de trabajo en peligro, insisten desde el Ejecutivo de Feijoo.

Las presentarán pasado mañana. Son cuatro. Y las cuatro pasan por medidas que la Xunta ya había puesto sobre la mesa antes de conocer el borrador del tan traído y llevado estatuto, y a las que el Ejecutivo central parece haber hecho oídos sordos.

En resumidas cuentas, lo que reclama el Ejecutivo autónomo -y apoyan, claro, los grandes consumidores industriales de electricidad- son «compensaciones», entre ellas, algunas fiscales, que suavicen el impacto en sus cuentas de la abultada factura eléctrica que soportan por la actividad que desarrollan. Entre ellas, la inclusión de una subcategoría especial dentro de los consumidores electrointensivos: los hiperintensivos, donde estarían Alcoa y Ferroatlántica en Galicia; o que se concrete la financiación de las compensaciones reservadas a las emisiones indirectas de dióxido de carbono.

Asturias pide que la multinacional pueda acudir a la subasta de interrumpibilidad Por su parte, el Gobierno asturiano reclamará a la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Ecológica que aplique una excepcionalidad prevista en la normativa para que Alcoa o el posible comprador de las plantas de la multinacional pueda presentarse a la subasta de interrumpibilidad eléctrica. La orden ministerial que regula la puja establece como norma general que cuando un proveedor del servicio desiste de prestarlo y, por tanto, de cobrar los incentivos para abaratar el gasto en electricidad en el año en que le fueron asignados, no puede presentarse a la subasta siguiente. Pero, según el Ejecutivo del Principado, esa misma norma establece una posible excepcionalidad que a su juicio está justificada en el caso de Alcoa por «circunstancias suficientemente excepcionales y singulares».

Para la ministra de Economía, Nadia Calviño, sin embargo, el precio de la electricidad «no es el único factor determinante para la permanencia y continuidad» de las industrias electrointensivas. En su opinión, el coste de la energía para este tipo de empresas es una cuestión que «debería resolverse a nivel europeo». Y precisó que España ha estado «explorado las distintas opciones siempre dentro del marco que se permite en el control de ayudas públicas» de Bruselas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Feijoo avisa: sin una bajada del precio de la luz, Alcoa «no tiene futuro»