La CEG reúne a sus vicepresidentes para convocar elecciones

La patronal gallega lleva descabezada desde enero del 2018, un caso inédito en el panorama español


Santiago / La Voz

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) celebrará este jueves una junta de vicepresidentes con el objetivo de convocar un comité que ponga fecha definitiva a las elecciones a presidente. La patronal gallega lleva descabezada desde enero del 2018, cuando dimitió el coruñés Antón Arias, el tercer presidente que se iba en cinco años. Es un caso inédito en el panorama español de confederaciones empresariales. El proceso electoral abierto el verano pasado quedó desierto al no presentarse ninguna candidatura. Las provincias fueron incapaces de acordar una figura de consenso. Y entonces la CEG decidió, conjuntamente, dar un nuevo paso: crear una comisión para reformar los estatutos, de forma que el futuro presidente tuviese mayor margen de maniobra y las sectoriales contasen con más voz. Con esto se buscaba hacer atractivo el puesto, y fichar un empresario de fuera, independiente, y no sujeto a las tensiones territoriales, pero esa negociación condujo a un nuevo fracaso este año: el pasado 21 de febrero, la asamblea de la patronal rechazó la reforma por la oposición de A Coruña y de Lugo a que las organizaciones sectoriales (que representan a 3.000 empresas) contasen en la junta con los mismos puestos que toda la provincia de A Coruña (que cuenta con 30.000).

Ambas provincias también se oponían a que las sectoriales dispusiesen de un puesto en la junta, y a la propuesta de limitar la delegación de voto a dos, al entender que afectaba su representatividad real. El día de la asamblea extraordinaria para la reforma de estatutos, A Coruña y Lugo propusieron votar la parte en la que había consenso para dejarla aprobada y seguir avanzando, pero no quisieron ni Pontevedra, ni Ourense ni las sectoriales, que prefirieron rechazar la propuesta en bloque.

El porcentaje que representan los artículos consensuados es de un 66 %, entre cuyos temas se incluye fundamentalmente la limitación de mandatos de presidencia, la incompatibilidad de cargos y su no retribución, la integración de socios, la moción de censura o el quórum para modificaciones estatutarias.

Con la reforma de los estatutos paralizada, la CEG tampoco puede seguir indefinidamente en manos de sus vicepresidentes (los presidentes de cada provincia) por lo que abrirá ahora el calendario de un nuevo proceso electoral, cuya fecha de votación está condicionada por las elecciones en la confederación ourensana (6 de junio), provincia que deberá ahora posicionarse sobre si quiere el proceso electoral gallego antes o después de ese día.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La CEG reúne a sus vicepresidentes para convocar elecciones