Los súper gallegos resisten la presión de las grandes cadenas y siguen creciendo

Proximidad, abastecimiento local y precios contenidos mantienen su competitividad


redacción / la voz

¿Qué comemos hoy? La pregunta cotidiana que se hacen miles de consumidores se resuelve cada vez más en el supermercado de barrio que en el híper o en el comercio tradicional. El formato, presente desde hace décadas en España, vive un nuevo momento álgido y, puestos a elegir en cual de los súper que tenemos más cerca llenamos la cesta de la compra, los gallegos seguimos barriendo para casa.

A partir de los datos del Registro Mercantil, si comparamos la evolución de las ventas de los cuatro grupos de distribución alimentaria de mayor peso en Galicia en los últimos cinco años, Gadis, Vegalsa-Eroski, Froiz y Cuevas (Plenus), el resultado es un crecimiento sostenido en todas ellas, con el grupo Gadis liderando el incremento de negocio, que alcanza un 16,5 %, porcentaje que solo una gran cadena nacional como es Mercadona es capaz de igualar; y por delante del número dos, Carrefour (crece un 8,4%) o del tercero, Día, que en el período analizado (antes de la crisis que atraviesa) acumulaba un aumento de ventas del 4 %.

El valor de las marcas

Fuentes del sector explican que la clave del éxito de los súper gallego pasa por tres puntos fuertes que le permiten gozar de una buena imagen entre sus clientes: «la proximidad, la oferta de productos frescos, con un carácter local reforzado, y el mayor calado de las marcas de fabricantes, que generan tres cuartas partes de sus ventas de alimentación envasada», aseguran.

«La mayoría son empresas familiares que ofrecen más proximidad a los consumidores» Dice Kantar Worlwide que en el 2018 las ventas de los supermercados regionales crecieron en España un 1,6 %, frente al 0,7 % del conjunto del gran consumo. «La proximidad y la conveniencia son hoy factores prioritarios para hacer la compra, y si es posible, en un único punto de venta», advierte. En ese top-10 de grupos regionales aparecen Gadis y Vegalsa-Eroski. «Las cadenas de barrio resisten a cualquier movimiento de la gran distribución» explica el director del sector de Retail de Kantar, Florencio García.

Más datos: según el Anuario de la Distribución de Alimarket, 13 de las 17 comunidades autónomas de España están dominadas por empresas con implantación nacional: Mercadona es líder en superficie comercial en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Región de Murcia; Día, en Aragón, Castilla y León y Extremadura; Eroski, en el País Vasco, Navarra y Baleares; y Auchan, en La Rioja. Los cuatro líderes en las cuatro comunidades autónomas restantes son regionales: Alimerka, en Asturias; Gadisa, en Galicia; Semark, en Cantabria; y Dinosol, en Canarias.

Fuentes del sector destacan que esta regionalidad en las compras es insólita en Europa, donde reinan las grandes cadenas a nivel nacional y no hay esta dispersión por zonas. «Es una particularidad que nos diferencia del resto de países. En España el peso de todas estas compañías juntas es enorme», apuntan.

«La mayoría son empresas familiares que ofrecen más proximidad a los consumidores, son grandes conocedores de sus necesidades y se adaptan a los proveedores locales», explican.

Ignacio García Magarzo, director general de Asedas: «El factor tiempo ya se valora más que el ahorro»

La distribución alimentaria en España tiene como principal peculiaridad frente al resto de los vecinos europeos la notable importancia de las cadenas regionales. Lo recuerda Ignacio García Magarzo, director general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), que pone en valor la reinvención del supermercado y su consolidación como el gran favorito entre los consumidores.

-¿Cómo interpreta la pujanza de los supermercados gallegos frente a las cadenas nacionales?

-Los grupos de supermercados gallegos son de los más eficientes y de los más rentables y de los que más crecen. Desde nuestra organización es algo que se sigue con admiración, porque son cadenas regionales que no solo aguantan el impacto de las nacionales, sino que crecen y lo hacen muy bien.

-¿Estamos ante el resurgimiento del súper de barrio frente a la gran superficie?

-Cada formato tiene su atractivo. El supermercado de barrio hace valer la proximidad, el surtido amplio y los precios competitivos en un nuevo escenario en el que las familias han cambiado, son más pequeñas, hombre y mujer trabajan, hay muchos núcleos unifamiliares y población mayor que no quieren desplazarse kilómetros para comprar, ni necesitan llenar los carros con grandes compras. El factor tiempo ya se valora más que el ahorro.

-Las cadenas se expanden y la población disminuye. ¿Puede haber riesgo de saturación de supermercados?

-Hace 18 años que estoy en esta organización y desde entonces vengo escuchando comentarios al respecto. Y desde entonces el sector no ha dejado de crecer. ¿Por qué? La razón es que han seguido cambiando las necesidades de los consumidores y ha habido empresarios dispuestos a adaptar su oferta comercial a esas necesidades. Más que el número de tiendas, la demografía y el comercio on-line serán los que marcarán el modelo de tienda del futuro.

-¿Cómo irá el 2019?

-Hay incertidumbres, no relacionadas con el sector, sino externas, que pueden afectar a la confianza del consumidor. Esperamos que eso no ocurra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los súper gallegos resisten la presión de las grandes cadenas y siguen creciendo