Los desahucios por alquiler crecen un 12 % en Galicia al calor del alza de precios

En la segunda mitad del 2018 se produjeron casi 800 desalojos por impago de rentas


Redacción / La Voz

El drama de los desahucios cambia de cara, pero no da tregua. Y es que si en lo peor de la crisis fueron muchas las familias expulsadas de sus viviendas por no poder hacer frente al pago de sus hipotecas, ahora que la recuperación ha estabilizado las economías domésticas el problema no viene tanto por el frente de los préstamos como por el de los alquileres. En el segundo semestre del año pasado, se ejecutaron en Galicia 797 desalojos por incumplir las condiciones de los contratos de arrendamiento, un 12 % más que en el mismo período del ejercicio anterior, según la estadística del Poder Judicial.

Un incremento que rompe la tendencia de los meses previos, en los que los lanzamientos de viviendas en alquiler se habían frenado, con un retroceso del 50 % en la primera mitad del año, que es el que explica que el balance acumulado del 2018 arroje un descenso del 24 % en Galicia, el mayor de toda España, a pesar del repunte experimentado desde julio.

En el conjunto del año, los desalojos de pisos arrendados supusieron casi tres cuartas partes de los lanzamientos practicados por los juzgados gallegos, incrementando en casi diez puntos la proporción del ejercicio anterior, ante el descenso continuado de los desahucios derivados de una ejecución hipotecaria.

Entre las causas que explican este aumento de los desalojos de viviendas alquiladas en los últimos meses está la fuerte subida de los precios: de acuerdo a la estadística del portal inmobiliario Idealista, el precio medio por metro cuadrado en alquiler creció un 5,2 % en Galicia entre junio y diciembre. Pero la presión fue mucho mayor en las grandes ciudades, donde las alzas se cuentan con dos dígitos, como constatan los datos recopilados por la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) entre sus asociados. En A Coruña, por ejemplo, se registraron subidas cercanas al 30 % el año pasado, al pasar el coste medio de un arrendamiento de los 6,5 euros por metro cuadrado en el 2017 a los 8,3 del año pasado. En Vigo la tendencia fue similar, con un repunte del 24 %. Son los dos casos más extremos, aunque los incrementos son generalizados en todas las urbes y, con menos intensidad, en las áreas metropolitanas.

El problema, en cualquier caso, no es exclusivo de Galicia, sino que se reproduce en el resto de España, especialmente en aquellas comunidades más afectadas por la burbuja de precios, como Madrid, Cataluña, Andalucía o la Comunidad Valenciana, que son las que, en volumen, registran más desalojos por impago del alquiler.

Malas perspectivas

Un problema, el de las fuertes subidas de precios, que puede ir a más en los próximos meses. Y es que tanto Fegein como la Federación de Asociaciones de Inmobiliarias (FAI) han advertido de que el último decreto del alquiler aprobado por el Gobierno puede provocar más dificultades para acceder a un arrendamiento, tanto por una previsible contracción de la oferta de vivienda como por el esperado repunte de precios, con el que los propietarios intentarían compensar las limitaciones en las garantías adicionales a la fianza que pueden exigir ahora. Una subida que la FAI estima en un 5 % (con picos del 10 % en las grandes ciudades) y que, de acuerdo a los operadores del sector, puede terminar por expulsar del mercado del alquiler a los colectivos más desfavorecidas o con rentas más bajas, como los desempleados o los jóvenes que son, precisamente, los que tienen en el alquiler la única vía de acceso a la vivienda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los desahucios por alquiler crecen un 12 % en Galicia al calor del alza de precios